David Topí

Tratando de entender el mundo que no vemos

David TopiTodos probablemente habéis tenido que asistir a mas de una reunión donde saltaban las chispas entre los asistentes, había discusiones airadas, enfados, nervios, tensión o simplemente constante ataque entre las personas en la sala. Quizás también habéis dado cursos, charlas, presentaciones, etc, donde el público no estaba del todo atento, hacia ruido, no se portaba todo lo educadamente que debería o simplemente no os prestaba atención.  Si vuestra respuesta es afirmativa, quizás el siguiente “truco” que os voy a explicar os pueda ser de gran ayuda para la próxima vez que os veáis en esta situación.

Calmando ánimos en reuniones

Cuando las personas hablamos desde nuestro Ego o personalidad a toda potencia, descargando nuestras frustraciones, miedos, problemas, iras, enfados y demás en el resto del mundo, en vez de hablar desde nuestra voz interior, tenemos inevitablemente el caos asegurado, y, muchos conflictos, de baja o mediana intensidad, se generan siempre  en todo tipo de empresas y situaciones por estas causas. La “fórmula” para mantener una reunión bajo control y que la gente no la use para proyectar otras cosas que no tienen nada que ver, es trabajar con sus Yo Superior y con la visualización de una conexión energética entre todos que suavice la atmósfera.

Es muy simple. Antes de empezar o cuando estáis empezando, haz una petición al Yo Superior de todos los asistentes para que te ayuden a mantener a la “personalidad” de cada uno de ellos “bajo control” en límites normales de la buena comunicación y relación. Seguidamente, visualiza una bola de energía dorada (como la de las discotecas) en el techo de la sala, en medio de todos vosotros, y un rayo de luz dorada conectando a todo el mundo a la bola. Esto tiene el efecto de actuar como “filtro” pues todas las energías que “emanen” de la persona serán filtradas por la energía dorada antes de ser transmitidas al resto de gente en la sala.

Dando cursos, formación, hablando en público

David TopiLos que tenemos que hablar regularmente en público para dar nuestros cursos, conferencias, o lo que sea, sabemos como de importante es la audiencia para el éxito de nuestro evento. Si queremos mantener la atención de todo el grupo en nosotros, lo que vamos a hacer es usar la misma bola de energía dorada en medio de la sala, pero esta vez conectándote a ti con cada uno de los asistentes, de forma que tu energía pase por esta bola y luego llegue a todos en los niveles mas elevados de su ser. De esta forma no solo ayudarás a crear una sensación de conexión entre tu y tu público, sino que además tus palabras estarán reforzadas por el paso de esta energía dorada.

Así que ya tenéis aquí un par de herramientas mas para vuestro día a día, las cosas que podemos hacer solo con la intención, la visualización y la creatividad son infinitas, y sus efectos sorprendentes. Ya me contareis como os ha ido en vuestro próximo evento David Topi