David Topí

Tratando de entender el mundo que no vemos

Registros Akashicos  David Topí

Una de las manías que tengo, cada vez que leo un libro sobre temas espirituales o esotéricos,  es que no paro de tomar notas y hacer esquemas que me sirvan para cruzar referencias de otros libros que he leído con anterioridad y que me permitan, al menos, seguir montando el Tetris del complejo diseño cosmológico y evolutivo en el que existimos. Como de estos temas hay poca información que realmente podamos comprobar empíricamente, sea por experiencia propia, sea por investigaciones más o menos “buenas”, en muchos casos simplemente nos montamos el esquema de como parece que son las cosas sin saber si es correcto o no. Y eso es lo que he hecho con los libros que yo uso como referencia (o por los menos los que no he descartado aun como pura imaginación, desinformación o ciencia ficción, que, en el futuro, en fin, nunca se sabe). Y esto es lo que ha salido, y que os explico ahora:

Registros Akashicos  David Topí

7 Densidades y sub-planos

Inicialmente, todas las grandes corrientes místicas y las canalizaciones de entidades que se autodenominan de sexta densidad nos hablan que solo existen 7 niveles evolutivos, y cada nivel está subdividido ad infinitum en 7 subniveles. En el esquema os muestro desde 3D a 6D, que son las densidades que nos conciernen (7D es el final del ciclo y la vuelta a empezar). Así que empecemos por el análisis de 3D.

Plano físico, planos no físicos (astral y planos superiores)

Dentro de los 7 subniveles de nuestra densidad, los sub-planos 3.1, 3.2 y 3.3 corresponden al nivel frecuencial de la raza humana, la mayoría existiendo en lo que sería el plano 3.3. Dentro de este 3.3, existiría otra sub-división de 7 sub-sub-planos donde cada uno “vibra” en un nivel diferente según su nivel evolutivo.

El siguiente sub-plano de nuestra densidad sería lo que corresponde a los llamados planos astrales o planos internos, que en el esquema sería el nivel 3.4. De nuevo, 7 subdivisiones, aunque genéricamente en la literatura de proyección astral se habla de tres macro planos (el bajo astral, el astral medio y el alto astral). Aquí tenéis desde todo tipo de bicho inofensivo que simplemente se nutre energéticamente de nosotros en el bajo astral, hasta entidades verdaderamente negativas (tipo demoniacas) en el mismo plano, pasando por entidades de pura luz y servicio, del mismo nivel evolutivo 3D pero no encarnadas (algunas que hacen de guías, amparadores, protectores etc.).

Los sub-planos 3.5 a 3.7 son los llamamos planos terrestres superiores, donde también conviven todo tipo de entidades, en casi todos los casos, parece, de orientación positiva, explorando y evolucionando sin usar ningún tipo de vehículo físico orgánico como nosotros. En este nivel esta por ejemplo la entidad llamada Seth, canalizada por Jane Roberts, libros “El Material Seth” y “Seth Habla”, y, para todo este esquema, dos fuentes principales como referencia : La Ley del Uno- El Material Ra, y los libros de proyección astral de Robert Monroe.

4D, y el sistema de control del planeta

El siguiente nivel evolutivo al cual, a priori, pasamos uno de estos días, en cuanto terminemos el trabajo a realizar por estos lares. Dos polaridades claramente marcadas, STS (servicio a uno mismo) y STO (servicio a otros). Para lo que nos toca, en el momento presente de la historia de nuestro planeta, nos centramos solo en las entidades que conocemos como responsables de la granja humana en la que nos hemos convertido. Así, aquí tenemos a entidades 4D, que llamamos reptoides, y sus “creaciones” biológico-cibernéticas, que en literatura ufológica se denominan “Grises”. Ambas razas son 4D y con clara orientación “negativa”. Como ya hemos comentado en multitud de artículos, el método de nutrición a partir de este nivel es principalmente energético, así que se nutren de nosotros como fuente de alimento, a través de nuestras emociones. Sobre el tema de los aliens llamados “Grises”, tenéis miles de libros, pero para hacerlo fácil, tenéis toda la literatura de Whitley Strieber en formato novela que prácticamente solo trata este tema. Sobre la historia y el porque de las entidades 4D STS “reptilianas” podéis leer los libros de Laura Knight “The Wave”, canalizaciones de entidades 6D y “Bringers of the Dawn” de Barbara Marciniak (pero solo este primer libro, los siguientes que escribió no tienen ni de lejos la misma calidad de información).

5D, zona de descanso y reciclaje

Según el llamado Experimento Casiopea, la quinta densidad tiene la característica de ser la primera densidad puramente “etérea”, y es por ello la llamada “zona de reciclaje”, es decir, que toda entidad con nivel evolutivo comprendido entre la primera y la cuarta densidad, hace una parada en 5D entre encarnaciones, para cambiar el cepillo de dientes, hacer un repaso de lo ocurrido durante el periodo encarnado, y volver a planear las lecciones y experiencias a la nueva vida. Aquí tenemos un problema. Esto es el típico proceso de reencarnación que todos conocemos, pero todo es simultaneo, es decir, que estamos a la vez teniendo todas nuestras encarnaciones, mientras estamos a la vez haciendo revisión de lo que hemos hecho y a la vez preparando las nuevas encarnaciones. Un lio para nuestra mente lineal que solo concibe el tiempo como algo que sigue un proceso de una cosa detrás de otra. Pero nos aseguran estas canalizaciones, que lo entenderemos en cuanto salgamos de esta tercera densidad en la que estamos, y podamos percibir la simultaneidad de todo y como además encaja que todas nuestras vidas sean simultaneas con el proceso de paso por 5D en el periodo entre vidas. En fin, ya veremos.

Por otro lado, 5D sigue siendo un nivel al cual te gradúas tras completar el proceso evolutivo en 4D, pero ya no como zona de paso, sino como entidad puramente 5D. Y aquí según La Ley del Uno y el Experimento Casiopea, tenemos a otro grupito de entidades puramente STS, pertenecientes o habitantes (sea como sea que se habite en 5D) de Orión, que son los que dominan y controlan a las entidades 4D STS que nos “controlan” a nosotros. Aquí se habla de “Dracos”, por la forma de reptiles con alas que se supone tienen (a pesar de ser una densidad no material), este grupo de seres.

6D, formas de pensamiento unificadas

Y todo esto para llegar a graduarnos algún día a 6D donde no son más que formas de pensamiento, a priori unificadas en complejos sociales, donde varias conciencias forman grupos indivisibles cuya única función en enseñar y transmitir información. Cuatro fuentes principales (y creo que las únicas del planeta de este nivel que hayan llegado a mis manos). Las dos primeras son las más famosas, Ra y los Casiopea, vale la pena leerlo todo, porque son las únicas fuentes que nos dan una visión global de la cosmología global de esta parte de la creación de la que somos “parte”. Por otro lado, dos fuentes menores, el libro de Phyllis V. Schlemmer “The Only planet of Choice”, canalizando entidades que se autodenominan “The Council of Nine”, y que solo añado porque más o menos refuerza el material de las dos primeras fuentes, y luego el libro de Marciniak, de entidades 6D pleyadianas “Bringers of the Dawn” (Mensajeros del Alba) que nos cuentan lo mismo. Lo que pasa con estas dos ultimas fuentes, es que tienen mucha palabrería, y no van tanto al grano como las dos primeras. Todo esto depende mucho del carácter de la persona que las canaliza, así que yo me decanto por fuentes mas “técnicas” y con menos “florituras”, pero el sustrato informativo es mas o menos el mismo.

Como poco, es entretenido

Y ya os digo, no hay forma de comprobar “objetivamente” o factualmente si estos esquemas cosmológicos son correctos o no, pero bueno, si queréis situar mas o menos las diferentes fuentes y canalizaciones que encontramos en estos momentos en nuestro planeta de alguna forma, espero que el esquema anterior os sirva para poner orden en este popurrí de niveles, entidades y grupos con los que estamos interactuando por un lado o por otro.