David Topí

Tratando de entender el mundo que no vemos

Registros Akashicos  David Topí

No se si a la mayoría de lectores del blog os interesan los temas de ufología, o si más bien preferís que toque temas metafísicos o simplemente de “terapias alternativas”, la cuestión es que como yo leo todo lo que se me pone por delante, y últimamente, sincronísticamente, no hacen más que llegarme libros sobre ufología, cuando empiezo a ver que muchas fuentes tienen puntos en común, o cuadran en ciertas cosas, me pongo yo mismo a hacer preguntas y lecturas y a ver si puedo sacar conclusiones y atar cabos que me resultan, como menos, curiosos. Esto me ha vuelto a pasar ahora con este tema que os explico hoy: el origen de la raza humana.  A todos los que estas cosas os suenen a ciencia-ficción (más de la cuenta, digo), tomadlo como simple CURIOSIDAD y entretenimiento :—).

El cuerpo físico humano es una creación genética

Algo que en montones de libros que hablan sobre el origen de la raza humana aparece (que no sea la Biblia, claro), es que el cuerpo físico que ocupamos hoy en día no es sino un  modelo barato y genéticamente manipulado, creado por otras razas “extraterrestres”, y luego “plantado” en nuestro planeta. Quién, cómo y dónde es tema de debate. Desde las famosas tablillas sumerias traducidas por Zecharias Sitchin hasta todo tipo de canalizaciones, me remito a lo que yo considero más probable, que no es sino una mezcla de unas canalizaciones del llamado Experimento Casiopea, de Laura Knight, con fragmentos del llamado Material Ra- La Ley del Uno, con pinceladas de varios libros de Ufología (Hoagland, Jacques Vallee, John Keel, etc) y cosas leídas aquí y allá. Repito, tomadlo como un ejercicio de entretenimiento si esto va mucho más allá de vuestra zona de confort en estos temas.

La Federación de Orión, la Unión de Orión

El ser humano como tal, la forma “humanoide” que conocemos, parece tener su origen en la constelación de Orión. Ese parece ser nuestro hogar ancestral. Comprende planetas “habitados” en la tercera y cuarta densidad, y aproximadamente la mitad son STO y la otra mitad STS (una parte se llamaría la Federación, y son los “malos”, STS, y otra parte sería la “Unión”, y son los “buenos”, STO).  El tipo de habitante de ambos grupos, es el alíen tipo “Nórdico” que aparece también en el campo ufológico a menudo. 

La creación del homo sapiens se la debemos a los “nórdicos” STS de Orión, creadores a su vez de los clones cibernéticos llamados “Grises”, en conjunto con la raza “Reptoide”, sobre los cuales gobiernan. Es decir, que en una jerarquía de mando, en la cúspide tenemos a los Nórdicos STS, por debajo a los Reptoides 4D STS, y por debajo a las diferentes clases de Grises, 4D STS también. Tengo que ubicar por ahí en medio en algún sitio a los famosos Annunaki, de momento no me cuadran en ninguna quiniela más que como oportunistas que cada vez que hay un gran cambio planetario (cambio de ciclo) pasan por aquí a ver que pueden recoger en términos energéticos. Dejémoslo ahí de momento.

Maestros en la Genética

No tengo ni idea de porqué a estos “nórdicos” les interesó tanto nuestro planeta que decidieron plantar aquí sus propias creaciones genéticas de sus laboratorios, igual se lo tomaron como el jardinero que planta su vivero y a ver que le sale. La cuestión es que los homínidos presentes en aquel momento en el planeta, el Hombre de Neandertal, producto de la evolución NATURAL de las formas biológicas existentes hasta el momento en la Tierra, fue simplemente despachado y removido por completo, y en su lugar, se plantaron las diferentes especies de Homo Sapiens que dan lugar a las razas que hoy conocemos. Os lo muestro en el siguiente esquema:

Registros Akashicos  David Topí

Básicamente tenemos que la raza oriental de hoy en día, que parecen ser los descendientes de los habitantes del continente que en nuestras leyendas se llama Lemuria, fueron creados por nórdicos, con las características genéticas de 7 razas de la vecindad necesarias para poder sobrevivir en las condiciones de la Tierra en ese momento. El resto, todos, menos la raza Aria, son igualmente creaciones genéticas en laboratorios de vete a saber donde y traídos aquí para su posterior evolución en diferentes etapas y procesos. Así, la raza negra parece ser una mezcla de genes nórdicos 4D y del hombre de neandertal, la raza semita-judía es otra combinación de genes también de diferentes nórdicos 4D, así como la raza nativa americana, que son los descendientes de aquellos que habitaban Atlantis, y que fueron creados y sembrados también por la misma Federación de Orión.

La Raza Aria, y Maldek

Luego tenemos una cosa curiosa. Estoy seguro que habéis oído hablar de Maldek, el supuesto planeta que es ahora el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. Según las leyendas, Maldek estaba habitado por una raza 3D STS, como nosotros, pero llegó a tal extremo su negatividad que volaron en pedazos su propio planeta. A pesar de ser los nórdicos los “malos de la película”, parece que todos los habitantes de Maldek que se pudieron salvar de la total destrucción del planeta, fueron transportados de emergencia por la Federación de Orión, con ayuda de los Grises, a nuestro planeta. La raza aria es, se cree, especialmente los Celtas, la continuación genéticamente hablando de los habitantes de Maldek, es decir, no habrían sido genéticamente creados y plantados en nuestro planeta directamente, sino transportados al mismo (lo cual no quiere decir que los Nórdicos STS no los hubieran creado y plantado en Maldek mucho antes, no se, eso no sale en ningún libro).

¿Y yo, de donde vengo?

Pues imagínate el panorama. Tu eres un alma, una entidad, que estaba encarnando tranquilamente en homínidos, especialmente en el hombre de Neanderthal, que has evolucionado por 1D y 2D ocupando minerales, plantas y otros animales, y de repente, cuando estás en el periodo entre vidas, van y que quitan el vehículo físico que tenias, y te ponen otro modelo, el homo Sapiens, con solo 2 hélices de ADN (con todas las que tenias antes!). Yeeppp! A partir de ahora, todos los vehículos orgánicos en este planeta son de este estilo, y en un plis plas el hombre de Neandertal desaparece del mapa (que sigue siendo un misterio REAL para la comunidad científica del planeta, porque realmente DESAPARECIERON en un plis plas hace unos 40.000 años). Así que te toca empezar a encarnar en el nuevo vehículo físico modificado y con menos prestaciones, pues ya has iniciado tu proceso evolutivo 3D en este planeta y no se puede cambiar, o si se puede cambiar, a nivel de alma, lo viste como una oportunidad para evolucionar mas rápido, y sabiendo donde te metías, seguimos con el proceso.

Desde entonces hasta aquí, todo es puro control por parte de la raza “reptoide” y de los Grises, comandados por la “Federación de Orión”. La creación de la Matrix en la que vivimos, la alteración de los eventos y sucesos del planeta para que simplemente seamos el recurso energético que necesitan y todo lo que ha venido sucediendo desde entonces, hasta nuestros días. Como árbol genealógico no está mal, ¿verdad?