Desmontando los escenarios más negativos en el plano mental

Por David Topí - 5 - enero - 2018 1:42 pm

Aquí tienes la AGENDA de las siguientes conferencias, cursos y eventos de David

timthumb

Hemos dejado pasar las fiestas navideñas, y deseo que todos hayáis entrado con buen pie en el nuevo año, para poder evaluar el impacto de las peticiones realizadas en las últimas semanas y la situación de nuevo a nivel global, y en los diferentes planos y niveles que componen la estructura de nuestro planeta y de nuestra sociedad.

Las cosas han ido avanzando poco a poco, la línea temporal 42 está ya unos 12 grados separada de la línea 33, esto quiere decir, como habíamos explicado hace algunos artículos, que si le asignáramos un nivel de frecuencia igual a 1 a la línea 33, la línea 42 en estos momentos se encuentra 12 niveles “por encima”, es 12 veces más elevada, con lo cual, aunque despacio, estamos yendo a buen ritmo para separar ambas realidades. Por otro lado, esto significa que el esfuerzo y el trabajo personal que hay que hacer para moverse de línea ahora es 12 veces más grande que lo era hace justo unas pocas semanas, cuando dijimos que la separación era de cuatro grados o niveles. Este proceso continuará así y ambas líneas se irán alejando cada vez más en frecuencia en los próximos meses, en un intento por asentar ya las bases para el inicio de las separaciones etéricas que tienen que empezar a darse, posiblemente, en algún momento de este 2018, quizás a mediados de año, no lo se, pero ya se verá.

Escenarios complicados en la 33

Por otro lado, las cosas en la línea temporal 33 no pintan bien, a pesar de haber destruido una enorme cantidad de redes de distribución de energía como hicisteis muchos con el trabajo del artículo anterior, y a pesar de que miles de personas han dejado de ser “pilas” para la matrix, y que hemos cancelado millones de permisos, aquellos en control tienen recursos para reconstruir lo perdido, y aunque les ralentizamos en sus planes, no los frenamos del todo.

Esto no quita que sigamos cerrando puertas, como dijimos, para minimizar las herramientas, técnicas y métodos que tienen para manipular a la humanidad, que, repito una vez más, están buscando que nosotros mismos nos autodestruyamos, pues, como hemos dicho anteriormente también, ya tienen otros viveros y puntos de nutrición en otros lugares que suplen lo que pueden perder si nosotros dejamos de serlo. Ahora mismo, como somos más un problema que un recurso, las cosas han tomado otro aire y buscan, como dijimos, que el ser humano termine consigo mismo a través de echar leña al fuego en la cantidad de puntos de conflicto que hay por todo el planeta.

Soy consciente de que a la mayoría de vosotros no os interesan mucho las noticias, por lo manipuladas que están, pero no dejéis de echar de vez en cuando un vistazo a los grandes movimientos geopolíticos para que tengáis una idea de por donde intentan sembrar la semilla del conflicto a gran escala. En estos momentos, y no es ninguna sorpresa, tanto a través de Corea del Norte, Irán, Israel, Pakistán y otros puntos “conflictivos”, se intenta encontrar la chispa que prenda la llama final.

Desmontando el escenario macro

Bien, panorama complicado aparte, nosotros seguimos haciendo lo que podemos para que estos escenarios, ahora en proceso de cristalización en el plano mental, no terminen de cuajar, o lo hagan lo más tarde posible, o lo hagan de forma diferente.

El proceso para que algo suceda en el plano físico lo hemos explicado muchas veces, primero algo se forma, se consolida y cristaliza en el plano mental, ahí se forma todo el evento, sucesos y acontecimientos, con todo lujo de detalles, de ahí que la sintonización con este plano mental lleve a muchas premoniciones y sueños donde uno ve cosas que van a pasar.

Cuando el escenario en el plano mental está cristalizado, el que tiene más peso de ellos, pues siempre hay múltiples alternativas que están a la vez en marcha, baja al plano etérico, es decir, se forma en el plano etérico esa misma situación, y luego, tarde o temprano, si está ya formada a nivel etérico, termina por manifestarse en el plano físico. Aquí tenemos varias alternativas, como ahora mismo el escenario mental predominante es el más negativo para todos nosotros, donde los conflictos y enfrentamientos bélicos entre varios países se detonan y crecen exponencialmente, podemos trabajar en este plano antes de que caiga al etérico, luego si no llegamos a tiempo, o no lo desmontamos lo bastante, tendremos que hacer lo mismo en el etérico, porque, de lo contrario, ya en el plano físico no podremos pararlo.

Un riesgo a tener en cuenta

Esto entraña un riesgo, y creo que no vamos a ser ingenuos. Personalmente he sufrido lo que no está escrito por publicar lo que publico, yo y los míos, y acepto esta responsabilidad porque yo la escogí conscientemente. Pero ya no hay nadie que no esté trabajando y ayudando para “desmontar” este sistema que no esté identificado como tal, por lo tanto, si uno decide participar de estas acciones, ha de ser consciente de que hay millones de entes de diferentes razas que pueden tomar algún tipo de represalia.

Esto va acorde a lo que cada uno es, hace, y trata de poner en marcha que vaya en contra de la estructura macro de control bajo la que vivimos, al impacto, al nivel de responsabilidad que asume y a lo que es capaz de mover. Es causa-efecto. Protestar contra un político o un sistema bancario o cualquier otro nivel medio de la pirámide o círculos de control no entraña peligro, al menos no a este nivel, tratar de desmontar los planes de las razas exo-planetarias que gestionan el planeta, a partir de este punto de la situación en la que nos encontramos, puede representarlo en forma de ataque psíquico o energético, en forma de manipulación mental, emocional o etérica, en forma de bloqueos de todo tipo en la realidad y vida de la persona, etc. Tenemos protección, pero siempre hasta el nivel que cada uno tiene de “puertas abiertas” en sus sistemas energéticos que pueden ser aprovechadas contra uno mismo.

Nueva petición de trabajo

Dicho esto, el siguiente punto de actuación es desmontar lo máximo posible, en el plano mental, el escenario macro de confrontación mundial y nuclear al que nos intentan llevar, repito, de momento, es solo el evento “mental” que quieren que implementemos, así que, desmontarlo, es como quitarle piezas a un lego desde millones de puntos diferentes de la estructura del plano mental del planeta. Y esto lo haríamos, a través de nuestro YS, de la siguiente manera:

Solicito que se desmonte, elimine, transmute y disipe en la Fuente todos los componentes, energías, procesos, octavas y maniobras puestas en marcha en el plano mental para cristalizar, solidificar y materializar en el plano etérico y físico los escenarios más negativos de confrontación bélica en la Tierra, evitando que las estructuras de estos escenarios puedan ser reconstruidas con facilidad, a no ser que vuelvan a empezar desde cero, destruyendo por completo los pilares, vigas y soportes energéticos que dan pie a la base para que estos escenarios puedan ser procesados y movidos al plano etérico. Solicito que se me dote de la protección necesaria para que pueda ejecutar esta petición bajo las reglas universales de asistencia a la humanidad, de forma que pueda estar bajo la protección de las fuerzas que rigen el destino del ser humano, y estas se encarguen de bloquear cualquier intento de frenar, atacar o manipularme y distorsionar mi estructura energética por haber sido parte de esta destrucción. Gracias.

A partir de aquí, vamos a ver que sucede, y en breve os reporto el estado de este trabajo según se vaya ejecutando y se vaya desmontando este macro escenario.