Gateway Experience- Wave I- Orientation

Por David Topí - 13 - agosto - 2009 3:19 pm

Pues como había comentado en el post anterior, anoche me puse con la primera parte del programa. Hacia casi dos meses que no meditaba en serio, así que me costó un poco encontrarme los suficientemente relajado y cómodo para empezar. Una vez tuve la posición adecuada, y le di al play, la cosa fue muy bien.

Para aquellos que no lo conocéis, el Gateway Experience es una versión especial del programa Gateway Voyage, que imparte el Instituto Monroe (si no habéis leído los libros de Robert Monroe sobre sus experiencias con los viajes astrales y OBEs os lo recomiendo). Básicamente es la versión casera del mismo, diseñada para ser seguida individualmente.

En total hay seis “etapas” cada una con 6 ejercicios o sesiones. De forma secuencial, se denominan (usando los nombres en inglés que es como los tengo): Threshold, Freedom, Adventure, Exploring, Prospecting y Odyssey.  Cada mp3 y cada álbum contiene un patrón especifico cuyo objetivo es que experimentes un nivel concreto de estado de conciencia.

¿Como funciona técnicamente?

Os cuento resumidamente lo que dice en la descripción del programa.
El proceso, llamado Hemi-sync, usa pulsos sonoros para crear en ambos hemisferios del cerebro ondas eléctricas iguales en frecuencia y en amplitud. Lo que hace el hemi-sync es enviar a cada oído una onda que es recibida por el hemisferio contrario, siguiendo un mismo patrón. Así, al enviar impulsos separados a cada oído (a través de los cascos), ambos lados del cerebro actúan al unisono para oír una “tercera señal”, que es la diferencia de frecuencia entre las señales de cada oído.

Es decir, si oyes un sonido de 100 Hz en un oído y otro de 125Hz en el otro, la señal que nuestro cerebro generará será de 25Hz. Esta tercera señal es “el pulso bi-aural” que es la que induce un cierto estado de conciencia al cerebro en su totalidad, pudiendo ir de muy profundo a muy ligero.

Lo más importante es que este estado mental puede ser reproducido a voluntad sin la ayuda del hemi-sync, simplemente entrando en estados meditativos cada vez más profundos, pero es una ayuda y te lleva más rápidamente a probar diferentes niveles de conciencia.

Así que lo que hice ayer fue empezar con la primera de las sesiones, llamada Orientation, que te proporciona las herramientas que se usarán a lo largo de los diferentes pasos. El primer ejercicio te invita a crear mentalmente un Baúl de Energía, como una caja pesada y grande, donde al iniciar cada sesión te imaginas dejando dentro todos tus problemas y asuntos cotidianos que puedan molestarte. Mentalmente cierras esa caja y dejas a un lado las preocupaciones del día a día mientras dura la meditación. Seguidamente, empiezas con una técnica de respiración llamada “resonant tuning”, en la cual para cada inspiración te imaginas inhalando energía fresca y limpia en tu cuerpo, y para cada espiración, expulsando la energía usada del mismo.

Finalmente, tu mente llega al primer nivel de conciencia, llamado Focus 3. Aun demasiado ligero, pero básicamente el nivel de partida en el cual tus hemisferios están en sincronismo, tu cuerpo relajado y tu mente alerta.

Poco más de esta primera sesión, pero ya os podéis hacer una idea de las herramientas que iré usando desde el principio y durante el resto del programa. El objetivo es integrarlas rápidamente para pasar lo antes posible al estado de conciencia siguiente, y así poder, en serio, ponernos a experimentar con ellos.