Generando sincronicidades manipulando la rejilla espacio-temporal

Por David Topí - 10 - septiembre - 2013 7:42 am

Astronomical_Clock_Souvenir

Siguiendo con el artículo anterior sobre cómo se representa el espacio y el tiempo en una matriz que se puede repetir infinitas veces creando lo que llamamos realidades o dimensiones paralelas, vamos a entrar a ver como puede una influencia, ser, energía o entidad trabajar para generar sincronicidades en nuestras vidas sin que nosotros nos enteremos de como lo hacen, y, sin embargo, sabiendo que es algo tremendamente sencillo de ejecutar.

Si os acordáis en el diagrama del articulo anterior, teníamos que la vida de una persona no es más que una sucesión de puntos que se van desplazando por la malla en el tiempo, por la línea vertical, y en el espacio, por la línea horizontal. Al igual que vemos en el dibujo, cuando estás fuera de esa realidad, fuera de esa matriz, puedes “leerla” o percibirla toda por completo, de forma que aunque la persona en cuestión no sepa que es lo que tiene por delante, desde fuera se pueden percibir los siguientes puntos espacio-temporales más probables que se encontrará en su recorrido, así como percibir por supuesto todos los puntos que se han dejado atrás.

image_thumb4

Insertando objetos en tu vida

Si tu eres por ejemplo un guía espiritual, usemos este término de forma genérica para referirnos a todos aquellos seres que nos asisten desde los planos no físicos, o si una parte de ti, del ser que eres quiere también echarte un cable, una de las formas más sencillas de hacerlo es generar ciertas sincronicidades en tu vida que te ayuden a tomar decisiones correctas (o adecuadas según tu propósito y camino evolutivo) así como darte mensajes o ponerte ciertas “pistas” en tu realidad física que puedas percibir con total normalidad mientras recorres tu matriz.

Para ello, lo único que tienes que hacer es moverte desde fuera, por el entramado espacio-temporal de la persona, e insertar ciertos elementos o acciones de forma que tengan el efecto requerido para hacer llegar tu mensaje, ayuda, o generar esa sincronicidad que le es necesaria a esa persona en ese momento.

Por ejemplo, imaginad que les pido a mis guías que cada vez que quieran que yo esté atento a algo, o que preste especial atención en algún momento, me lo hagan llegar con alguna indicación clara. Imaginemos que para no tener ninguna duda de que son estos guías o mi Yo Superior quien me están orientando, les pido que pongan en mi vida un bote de mayonesa con una etiqueta azul, de forma que sea realmente difícil que ese tipo de elemento aparezca en mi vida de forma “casual”. ¿Como lo hacen nuestros guías para hacer aparecer el bote de mayonesa cada vez que pedimos una confirmación de algo? Primero se estiran de los pelos, “ya está este pidiendo cosas raras de nuevo, que no se fía de nosotros y no se entera que estamos aquí siempre!”. Luego dicen, “en fin, vamos a darle la mayonesa que pide” :-). Imagínate que, entonces, en un momento de tu vida tienes que tomar una elección, y tu les dices mentalmente a tu “equipo”: “¡chicos! ¡si el camino de la izquierda es el correcto que aparezca la mayonesa!”.  Tus guías echan un vistazo a tu línea espacio-temporal, van para detrás y van para adelante, ven que efectivamente la opción de la izquierda es correcta según tu plan evolutivo. ¿Y ahora que? Pues tienen que buscar el bote de mayonesa. Digamos que encuentran una opción de insertar un evento en tu espacio temporal para que llegue esa señal a tu vida, pues no muy lejos de allí alguien ha tirado uno de esos botes, o en el supermercado de la esquina los acaban de poner en el estante como promoción y están a la vista de todos los que pasan por la calle. Tus guías van un poco hacia tu pasado, hacen algunos cambios en tu línea temporal para que tu recorrido y el del bote de mayonesa se crucen el uno con el otro en el momento exacto en el cual tu has pedido la señal y voilá!, tu haces la petición de ayuda y de repente pasas por delante de la cristalera del supermercado y ahí esta tu señal!

El sentido del humor del universo

Cuando te pasan estas cosas realmente te ríes porque te preguntas como lo hace el universo para hablarte constantemente, pues realmente siempre nos están mandando este tipo de señales. Hace poco una amiga me dijo que cuando ve plumas de ave significa que sus guías están cerca, contigo, y desde que me lo dijo parece que los míos me toman el pelo, porque ahora no hay forma de salir a la calle sin empezar a ver plumas por todos lados. Otras veces me sucede que estoy haciendo preguntas a mi Yo superior, en un dialogo interno, ya puedo ir andando por la calle o en el metro que siempre ando con la cabeza por las nubes dándole vueltas a todos estos temas de los que hablo en el blog, y siempre aparece alguna señal o sincronicidad que me da alguna respuesta. Y yo le pregunto, ¿como diablos lo haces para colocarme el cartel del anuncio ese con el mensaje concreto que necesito? Y me dice, “pues oigo tu pregunta, me voy para atrás, hago cuatro cambios en tu realidad (sin violar ningún libre albedrio por supuesto) y de repente pasas por ese sitio por el que has pasado mil veces pero hoy tienes la respuesta ahí delante de tus narices justo después de haber hecho tu pregunta mentalmente”.

No creo que siempre suceda así, es decir, no creo que siempre haya modificación de las líneas espacio-temporales para hacernos llegar ciertas sincronicidades, porque el universo en su conjunto está vivo, es consciente, y como consciente que es y conscientes que somos nosotros, en la mayoría de los casos, la interacción es total y constante, así que siempre siempre el entorno nos está hablando, comunicándose con nuestro ser interior, y nosotros siempre siempre estamos influyendo y co-creando nuestro mundo exterior, así que si prestamos atención, la vida siempre nos habla y nosotros podemos hablar de vuelta, pero si que es cierto y así me ha pasado, que la ayuda externa que tenemos, si lo cree oportuno, no tiene mayor problema en insertar en tu matriz espacio temporal, pues están fuera de ella, aquellos elementos, situaciones y objetos que nos hacen soltar una sonrisa de vez en cuando por lo absurdo de la sincronicidad.

Probadlo de forma regular, escoged cualquier símbolo “raro”, no habitual, y pedidles a vuestros guías que lo usen para haceros llegar sus mensajes. Lo único que puede pasar es que tengan que remover mil cosas para haceros llegar algo que estaría tan fuera de lugar en esas situaciones que parezca incluso absurdo, pero dudo que tengan problema alguno en conseguirlo, al fin y al cabo están fuera de esta realidad, y tienen todo el tiempo del mundo para “leer” vuestra petición en un momento preciso de vuestra vida, darse un paseo por ahí, buscar lo que toque, insertarlo y volver al momento justo después de vuestra petición para reírse un rato de la cara que ponemos cuando te encuentras el bote de mayonesa azul en tus narices.