La técnica de la Caja Azul

Esta técnica conocida como “BlueBox” o el Cubo Azul, es una de tantas formas de moldear los pensamientos y visualizar conscientemente cosas que queremos que se manifiesten en el plano físico. En este caso, esta técnica sirve para solucionar, acordar, negociar a nivel psíquico o espiritual con una o más personas, cosas que tenemos pendientes o que queremos que se manifiesten en nuestra realidad. A ver si me explico con un ejemplo.

Tras relajarnos profundamente nos imaginamos que estamos flotando en el espacio, nada alrededor nuestro, solo el vacío. La oscuridad nos envuelve, las estrellas brillan a lo lejos, no estamos en la Tierra, estamos simplemente flotando en la nada.
A unos metros podemos ver un enorme cubo azul flotando, suficientemente grande como para albergar en su interior una reunión de personas. El cubo es brillante, intenso, tiene todos aquellos atributos que lo hacen atractivo para ti.

Te acercas flotando hacia el cubo y antes de entrar por una pequeña puerta pides mentalmente a la persona o personas con las que quieres hablar que estén presente en su interior. Asi, cuando vayas a entrar aquellos que quieres ver estarán cómodamente esperándote dentro. Puedes imaginarte una sala de reuniones, una mesa con sillas, unos cómodos sofás, cualquier cosa que te haga sentirte a gusto para una conversación.

Nota que en las cuatro esquinas del cubo hay cuatro seres de luz irradiando amor, energía, buen rollo hacia vosotros, de manera que todo el ambiente es de relax y armonía total. Los seres están allá para ayudaros en vuestra conversación, no interferirán.

Siéntate con la persona/personas y explicales porque les has llamado al cubo: una disputa que solucionar, una idea de negocio, un plan que quieres exponer, un tema pendiente, etc. Explícalo todo, cómo te sientes, qué quieres, qué no quieres, qué te gustaría. Luego escucha si tus invitados te dan feedback, una respuesta, una palabra, una imagen o un sentimiento.

Tras haber expresado lo que tenías que decir, imagina que tu y tus invitados ponéis en papel aquello que se ha acordado en esta reunión: X e Y deciden que la disputa está cerrada, M y N deciden realizar esto y lo otro, T está de acuerdo en que N haga esto y lo otro, etc. Imagina que firmais todos el papel con los términos precisos de vuestro acuerdo y decisiones.

Una vez terminado, agradece a tus invitados que hayan venido hasta aquí, agradece a los seres de luz su ayuda y sal del cubo al espacio exterior.
Luego vuelve tranquilamente a tu estado de vigilia normal. Observa como te sientes y presta atención en tu vida, verás como empiezas a ver que lo acordado en el cubo empieza a manifestarse en el plano físico.