Limpiando energéticamente nuestra casa o trabajo

Por David Topí - 18 - mayo - 2010 7:23 pm

Aquí tienes la AGENDA de las siguientes conferencias, cursos y eventos de David

Estoy seguro que muchos de vosotros cuando habéis entrado en casa de alguien, o cuando habéis estado mirando pisos para compraros, alquilar o lo que sea, habéis salido con una cierta “sensación” respecto al lugar que acabáis de visitar. Ese comentario de “este lugar me da buenas o malas vibraciones”, “este sitio no me causa buena impresión”, etc., tiene su raíz simplemente en una cosa: la impronta energética que ese lugar deja en nosotros al estar en él.

También sucede lo mismo cuando llevamos tiempo viviendo en nuestra casa. No siempre nos sentimos todo lo cómodos que deberíamos estar o tenemos alguna sensación rara en alguna parte de nuestro hogar. Nuestros hijos (mucho más perceptivos que nosotros) ni siquiera se acercan a algunos rincones, o flota en el aire una pesadez que no sabemos explicar. Todo esto no es nada más que la carga energética negativa acumulada en ese lugar durante toda la existencia del inmueble, casa, oficina, edificio, etc., sobre la que es muy recomendable realizar una limpieza.

Nuestra vivienda es un “ente” energético

Al igual que cada alma posee su propio registro, nuestras viviendas o lugares de residencia actuales también son considerados entidades energéticas que poseen su propio campo energético. Así, es perfectamente posible realizar limpiezas energéticas en la vivienda o residencia que poseemos a través de las técnicas de sanación akáshica, algo muy recomendable de realizar allá donde vivimos o trabajamos, para eliminar del lugar toda la posible negatividad acumulada durante toda su existencia (incluso desde antes de ser nuestra casa construida como tal, pues el lugar puede haber sido usado para múltiples cosas que han mantenido su energía intacta con el paso del tiempo).

La limpieza es fácil. Se localiza el campo energético y se sintoniza, se leen y buscan los problemas y se procede a una sanación de la misma forma que se hace con las personas. Además, estas limpiezas también se pueden complementar con el uso de música de alta frecuencia, quemando cierto tipo de incienso o hierbas, con pequeños rituales, etc.

¿Qué problemas podemos encontrarnos en una vivienda?

Podemos encontrarnos varias cosas que influyen negativamente en las personas que residen en un lugar concreto. Principalmente cuando hago limpiezas en una vivienda encuentro lo siguiente más o menos de forma generalizada:

  • La negatividad y energías discordantes generadas por todos los anteriores inquilinos que han pasado o habitado el lugar
  • La energía remanente de todas las personas que entran y salen de la casa, no habitando en ella, pero que dejan a su paso restos de energía negativa, si existe en su aura, al engancharse con la energía de los que viven allí o de los objetos propensos a cargarse energéticamente (cristales, minerales, etc.)
  • Espíritus, entidades no encarnadas y almas “errantes”, que no han transicionado a los planos superiores por estar ancladas al lugar (que quizás significó algo para ellos en algún momento), y no pueden o no saben “irse”. Su energía afecta mucho a los ocupantes de la casa, aunque pueden no darse cuenta.
  • Tipo de “asignación” del lugar. Cuando un evento o situación importante carga energéticamente el lugar donde vivimos, se le asigna este tipo de energía que se mantiene a menos que se cambie. Es decir, si el terreno donde nuestra casa está edificada fue hace siglos un campo de batalla, la energía de esas batallas es la que permanece como principal en el lugar, ídem si fue un lugar de culto, si fue un cementerio, si fue un lugar sagrado, etc. Esas influencias se han de transmutar en energías asociadas a la función de “hogar” o “lugar de trabajo” para armonizar lo que el sitio”es”, con lo que el sitio “se usa como”.

Limpiando a fondo

Personalmente noté una mejora sustancial tras haber limpiado mi piso por primera vez. También se de conocidos que han hecho este tipo de limpiezas incluso para agencias de venta de inmuebles antes de empezar a enseñárselas a los clientes de nuevo, pues la gente es realmente susceptible a cierto tipo de energías y perciben si una casa les da buenas vibraciones o no, lo cual, si ya es difícil vender un piso, si tiene energías negativas asociadas imagínate como será.

Así que si notas que allá donde vives algo no está del todo bien, o directamente notas la presencia de esas entidades y remanentes energéticos negativos, hazle una limpieza. Empecemos a disfrutar del lugar donde vivimos y a eliminar todo aquello que nos puede estar afectando.