David Topí

Tratando de entender el mundo que no vemos

David Topi

Hace un par de días estuve en una jornada sobre neurociencia enmarcada dentro de los eventos que organiza TED en Barcelona (pequeñas conferencias sobre un tema determinado, muy dinámicas y entretenidas) de la que me enteré por casualidad. Una de las presentaciones lidiaba con la solución a problemas psicológicos a través de la desconexión de las estructuras mentales, las conexiones sinápticas, que esos problemas, traumas, fobias, etc., habían generado en el individuo. Es decir, ahí delante tenia a un ponente, con un currículo impresionante en el campo de la neurociencia, que me estaba diciendo de forma puramente científica que es lo que pasa cuando me pongo a hacer una lectura y sanación energética a una persona y consigo eliminarle una fobia, un patrón de comportamiento o un trauma en el subconsciente. No me había enterado del evento por casualidad, se ve.

Una conexión universal

Y es que básicamente es algo que por la poca investigación que he hecho a través del trabajo con campos mórficos de Rupert Sheldrake ya intuía, y que he visto explicado de otra manera mucho más técnica, con colores identificando las diferentes conexiones sinápticas y demás. Y esa no fue la única sorpresa de la tarde. Lo primero de todo, fue una presentación muy interesante de V.S. Ramachandran, en video llamada: “Las neuronas que dieron forma a la civilización” y que os pongo aquí (las otras aun no están subidas a la web de TED).

El profesor Ramachandran habla directamente de la conexión que tenemos todos con todos y como se generan en nosotros ciertos comportamientos a través de lo que el llama “neuronas espejo” al ver o percibir esos comportamientos en otras personas. Básicamente lo que yo percibo aquí es la conexión a través de lo que podríamos llamar el inconsciente colectivo o el campo mórfico humano cuando leemos a alguien, conectando a través de la parte de esa persona que llamamos “El Yo superior”, pero términos aparte, estamos hablando de la misma cosa. Una conexión tangible, medible, “real” (en ciertos términos) entre las conciencias de las personas, que me permiten “leer” con el debido método, algo que esa otra persona me permite “coger” de si misma (léanse bloqueos energéticos o mentales en este caso).

Desmontando estructuras mentales, reorganizando conexiones sinápticas

Eso ya fue un detalle interesante para contrastar “ciencia” (o neurociencia) con “sanación energética” (con la etiqueta de “espiritual” que le ponemos). Luego vino lo que os comentaba al principio, un par de charlas más (en cuanto suban los videos las enlazo) sobre la creación de nuestra realidad según nuestra mente y nuestras emociones (otro refuerzo para mi curso de Creación de la realidad vaya, porque es del tema principal del que hablo!).

Y luego el tema de los problemas mentales y psicológicos y del trastorno por estrés postraumático (PSTD o TEPT). En estos casos, se hacia énfasis en que estos problemas se solucionan reordenando con diferentes técnicas las conexiones nerviosas del cerebro, allá donde estas se han generado y que manifiestan el bloqueo que sea a nivel mental o subconsciente. Fascinante. ¿Así que lo que ocurre cuando estamos sanando a distancia y liberando a una persona de un trauma o una fobia es que estamos retocando sus conexiones sinápticas? Pues parece que si. No puedo ver el cerebro de una persona por dentro cuando le hago una lectura, pero las imágenes con colorines sobre la actividad cerebral cuando ciertos estímulos externos suceden me da la impresión de que eso es lo que está sucediendo realmente a nivel físico (a otros niveles, por supuesto, suceden otras cosas).

Mi conexión con esa persona, generada directamente y a propósito, y con el debido permiso para hacer una sanación, está afectando a diferentes niveles de esa persona que se terminan manifestando en una reordenación de ciertas partes de su cerebro que afectan a su mente que libera un problema. Y todo, en el tiempo que se tarda en sentarte, hacer una pequeña meditación, hacer una lectura de cual es el problema y proceder a aplicar una sanación remota del mismo. Y ahora que nos digan que esto son cosas “esotéricas” o “espirituales” que no tienen nada que ver con la ciencia de verdad. Quizás. Pero yo se que no fui a esas charlas por casualidad.