Organizacion de entidades en supra-densidades

Por David Topí - 19 - Octubre - 2011 7:19 am

Sabemos muy poco sobre las realidades o los niveles frecuenciales, densidades, que existen por encima (simbólicamente hablando) del nuestro. Aquellos con un poco de clarividencia, perciben algo del astral, con los mismos cinco sentidos con los que percibimos el mundo físico, pero poco vemos y menos aun sabemos de otros planos “por encima”. Todo lo que solemos hacer cuando tratamos de entenderlos y explicarlos, es crear modelos y especular, basado en diferentes fuentes de información, reflexión y percepción no-física, sobre como creemos que funciona la cosa.

Jerarquía de absorción de energía vs Intercambio libre y cooperación

Este diagrama que os pongo a continuación es el modelo base que yo personalmente creo como el más “valido” para entender la organización de las entidades de ambas polaridades en niveles evolutivos superiores al nuestro.

image

Partiendo de la base que básicamente tenemos dos modelos o polaridades, lo que nosotros llamamos positivo, aunque sería mas correcto denominar Servicio a Otros, y lo que nosotros llamamos “negativo”, que es mas correcto denominar Servicio a uno Mismo. Esta última nomenclatura es la que ha sido usada por las escuelas esotéricas y de misterio a lo largo de los siglos desde los albores de la humanidad.

Sabemos por nuestra experiencia directa con entidades del astral, que la polaridad negativa vive y solo puede vivir de la absorción de la energía de otras entidades o conciencias. Y sabemos también por experiencia directa con nuestro trabajo con guías y otras entidades que llamamos “de luz” que estas “viven” del intercambio libre de energía y cooperación entre ellas (de ahí el servicio a otros, o el servicio a uno mismo).

Pirámide de absorción

El lado izquierdo del diagrama muestra de forma mas o menos esquemática la organización de entidades STS (por sus siglas en ingles, Service to Self). La energía negativa extraída de nuestro planeta (generada y forzada en nuestras emociones y pensamientos, manifestada en nuestra caótica realidad) no sirve solo como “alimento” a las entidades que frecuencialmente hablando se encuentran más cerca nuestro, sino que constituye solo la base de la pirámide jerárquica sobre la cual están organizadas las entidades “negativas”. Es decir, los “peones” del lado STS no son sino “recolectores energéticos” que no tienen mas remedio que traspasar parte de la energía a los niveles superiores. Siempre hay una entidad negativa mas poderosa que la entidad negativa que nos acabamos de expulsar del aura, y siempre esta otra entidad tiene por encima otra que es aun mas negativa. La jerarquía en este lado del diagrama evoluciona hasta la cúspide de la pirámide en la que en alguna densidad bastante por encima nuestro, una o dos entidades extremadamente poderosas son las receptoras finales de toda la energía generada y recolectada a todos los niveles, en este y en otros muchos sistemas del universo. Las entidades a medio camino en la pirámide no se dan cuenta de que su propia energía esta siendo usada y absorbida por sus “comandantes” y superiores. A mayor nivel en este camino evolutivo, mas difícil es defenderse. No es lo mismo quitarse de encima una entidad del bajo astral que lidiar con un ataque de una entidad 5D negativa.

Cooperación e intercambio

Sin embargo, en el otro lado del esquema tenemos el camino evolutivo llamado Servicio a Otros, el positivo. Las entidades positivas que escogen este camino viven del intercambio libre de energía entre ellas, pues de energía viven y sobreviven todas las entidades una vez traspasado este nivel físico 3D en el que existimos. Aquí es realmente el deseo y la acción de ayudar a las demás entidades (nosotros incluyéndonos) lo que proporciona el sustento y la vibración necesaria para “existir”. La fuente de energía es la FUENTE misma, de forma que es inagotable, todo lo que existe, por lo que no hay sensación de escasez, algo que tienen permanentemente las entidades negativas (miedo inherente a su polaridad de que se les a a acabar el “sustento”).

En busca del balance

Ambos modelos evolutivos parten del mismo lado, la única “fuente” de todo lo que existe, en una existencia dual donde una parte no puede existir sin la otra. El universo (o los universos), en busca siempre del balance perfecto, de la entropía de la creación, mantienen ambos caminos en perfecto equilibrio, pues la energía no se crea ni se destruye, sino que se transmuta. ¿Podemos transmutar todas las entidades negativas a positivas? Ya lo intentamos en nuestras sanaciones, pero probablemente se de el caso de que por cada entidad que “convertimos”, en algún otro sitio se contrarresta (y digo “sitio” como coordenada extremadamente genérica) y todo vuelve constantemente a su intento de recuperar la estabilidad.

Se nos escapan muchas cosas de todo esto, y ni siquiera un modelo así es mas cierto para nosotros que la explicación de las teorías de física cuántica lo son para las hormigas, de todas formas, nos abre la mente a entender ambas vías de volver a donde salimos, ese “TODO”, y que por el camino, dependiendo de la polaridad en la que estemos, podemos llegar a encontrarnos entes realmente “malas” o entes realmente “buenos”, ambos con sus luchas entre ellos y contra el “otro bando”, en una constante espiral ascendente hasta la integración completa de nuevo con la “Fuente”.