David Topí

Tratando de entender el mundo que no vemos

2845279191_094f72fcb3_b1

Las investigaciones con el tablón rúnico del patrón conductual para regrabar runas está dando buenos resultados en mi mismo. Tras haber diseñado un protocolo para descubrir exactamente que patrón hay grabado en cada casilla del tablero rúnico, ver si está activo o no, ver si es positivo y debe ser dejado como está, o ver si es un patrón negativo y debe o puede ser borrado, he estado haciendo la regrabación de ciertas runas dejándome guiar por mi ser y mi Yo superior y haciendo lo mismo con aquellos alrededor mío, aunque con mucha más cautela.

Mi ser (ya hablando de él en tercera persona como os decía en el artículo anterior), me avisó con mucha contundencia de no tocar a la ligera este tema. Básicamente me decía que era la caja de fusibles del ser humano. Si borrabas, grababas, y propagabas hacia el ADN y la psique de una persona demasiados cambios demasiado rápido, se podían producir trastornos y problemas de desorientación, de cambios súbitos de conductas, etc., por lo que había que regrabar estas runas, si así se requería, paulatinamente, y dejando que se asentaran los nuevos patrones insertados o borrados por completo antes de proceder a buscar nuevos que potencialmente pudiéramos también cambiar. Dejarse guiar por la batuta de la esencia en este caso es vital, al menos así lo percibo y siento, para no producir cambios bruscos e indeseados.

Sensaciones en la grabación y borrado

Por otro lado, la regrabación de las runas, me produce una sensación interesante, como si un bisturí energético estuviera actuando en mi esfera preconsciente, en la nuca, entre los hemisferios a nivel del cuerpo calloso, y como si la energía de la mónada literalmente pasara primero una goma de borrar, y luego con un “laser cuántico” insertara algún otro patrón o información en la casilla recién borrada. Esta imagen de aquí abajo corresponde a parte de mi patrón conductual, en las que algunas cosas se han quedado como están y otras ya se han ido borrando y regrabando, sintiendo yo mismo los efectos en mi psique en unas pocas semanas de trabajo.

20150630_123619

El tema de las runas que pertenecen al estado evolutivo llamado “superhombre” no me termina de cuadrar respecto a lo que he encontrado publicado en la red. Quizás me faltan cosas por aprender, hasta ahora, encuentro runas correspondientes al estado “superhombre” por todo el patrón rúnico, no solo en las dos filas inferiores, quizás sea algo diferente para cada persona según su propia configuración psíquica y energética.

Sigo teniendo bastantes preguntas al respecto y dudas que me van surgiendo mientras hago este trabajo, pero puedo ver que, en aquellos de mi entorno con los que he hecho algún borrado y regrabación, se ha apreciado cambios en las conductas de forma sutil y paulatina, terminando por desaparecer en pocos días algún tipo de comportamiento que, el ser de esa persona, consideraba negativo para con su vehículo físico y personalidad artificial del mismo. Como en todo protocolo de sanación, al menos los que yo uso, dejo que siempre sea esa misma persona a nivel de ser o de Yo Superior quienes me guíen en lo que hay que sanar, borrar o regrabar, pues no conocemos ni tenemos porqué juzgar el carácter, patrones de conducta o comportamientos de los demás, ya que desconocemos si forman parte del conjunto y características deseados para su evolución y camino evolutivo, así que, en los resultados anteriores que veis en mi propio ejemplo, no he sido yo (el David que escribe como el yo observador de la personalidad que tengo) el que decide que patrones borrar o que patrones grabar de nuevo, sino que acepto y dejo que sean mi ser y mi Yo superior quienes me lo indiquen. Me parece la forma más segura para tratar este tema y hasta ahora parece que es la que me está dando mejor resultado.