David Topí

Tratando de entender el mundo que no vemos

David Topi

Este artículo tomároslo con humor, no vaya a ser que nos entre la depresión al terminar de leerlo, y comprobar que hacemos aguas por todos lados, cual balsa de aire pinchada por los cuatro costados. Y es que hoy he recibido varios emails (spam) de productos para activar todo mi potencial psíquico y liberar mis facultades al 100%, y me ha hecho tanta gracia, que me ha inspirado a construir un esquema de todo lo que tendríamos que trabajar, para, realmente convertirnos en esos “superhombres” (y mujeres) que decían los emails, y, realmente, tener todo el potencial que el ser humano tiene desactivado y disfuncional en estos momentos.

Vamos a reírnos un rato de nosotros mismos y veamos lo “mal que estamos”. El esquema de nuestras “limitaciones”, de forma resumida, sería algo así como esto:

David Topi

Espero que se entienda. Vamos a desguazarlo un poco.

SER y Yo Superior: De donde hemos “salido” todos y cada uno de nosotros. Nada que comentar al respecto, pues no existen limitaciones o disfunciones en esta parte de aquello que somos. Los he puesto en el esquema para ilustrar todos los componentes y sus conexiones.

Espíritu: Nuestra chispa, nuestra esencia divina, nuestro enlace entre el cuerpo físico que ocupamos y aquello de dónde hemos nacido. No todo el mundo tiene un espíritu “cristalizado”, como decía Gurdjieff, que viene a ser algo así como que no todo el mundo tiene un enlace funcional con su Yo Superior, o la capacidad de tenerlo, ya que depende del nivel evolutivo de cada uno, ganado con el trabajo interior y el desarrollo personal individual acumulado a lo largo de esta, y otras encarnaciones. Si no hay conexión con la parte más “divina” de lo que somos, no podremos nunca manifestar su potencial en nosotros.

Esfera de conciencia: Se encuentra en el plano mental, y contiene, entre otras cosas, el repositorio de los infinitos “Yo’s” que todos tenemos, las caretas y fachadas que usamos, los sub-caracteres de nuestra personalidad. Como no tenemos un solo “Yo” unificado, cada día se activa una sub-faceta nuestra diferente (múltiples veces al día), así que no hay forma de desarrollar más el potencial que tenemos mientras haya tantos “Yo’s”  conviviendo en nuestra mente que van a su bola. Mientras un “Yo” dice si a algo (por ejemplo, hacer deporte o meditar todos los días), dos horas después otro Yo decide que es mejor quedarse en el sofá. Tampoco hay forma de manifestar todo el potencial de nuestro espíritu, SER y de nuestro Yo Superior en nosotros hasta que no estén todos los “Yo’s” unificados en uno solo.

Mente: Compuesta por diferentes esferas energéticas, cuánticas. Dice nuestra ciencia que solo usamos el 10% del potencial de la misma. Es como que me regalan un porsche y solo me dejan ir en primera. Si activáramos el 100%, posiblemente haríamos las mismas cosas que hace Neo en Matrix, o lo que hace Scarlett Johansson en la peli “Lucy”, por decir algo. Además, cuenta con el componente de la “mente predadora”, que nos mantiene siempre en un estado de programación autómata y en un sueño profundo a todos, haciéndonos creer, por supuesto, que estamos despiertos. “Despertar” de esta ilusión, y verla como tal, es un esfuerzo titánico, que no tengo ni idea si algún día conseguiremos materializar y mantener. ¿Como se que estoy dormido? Porque he tenido “atisbos” breves, pero intensos, del estado que significa estar “despierto”, y nada se percibe como lo percibimos todos en este momento. Como ahora soy consciente que no estoy en ese estado, soy consciente de que estoy dormido y nada puedo hacer que seguir intentando “despertarme” de nuevo.

Cerebro: Nuestras glándulas pituitaria, pineal y el conducto que las une, si estuvieran al 100%, limpias, sin calcificación, toxinas, etc., etc., nos permitirían usar un potencial también mucho más allá de lo que nos podemos imaginar, pero como todos nos cepillamos los dientes con pasta con flúor, bebemos agua tratada, comemos cosas que mi bisabuela posiblemente no identificaría como comida, y nos ponemos todo tipo de cremas y potingues que se absorben por la piel, pues son dos glándulas que andan ciertamente algo “limitadillas” en todos nosotros.

ADN: Con la cantidad de razas tan majas que dieron voluntariamente su ADN para crear nuestro cuerpo físico, hace milenios, va y se les ocurre a unos pocos, de otra raza (no tan maja – aunque eso es subjetivo, dirían ellos :—)), venir y reconfigurarnos (¡varias veces!) para quitarnos el potencial del 90% del mismo. Hay que ver que mala baba hay por el universo, de verdad. Si realmente activáramos el 100% de las capacidades del ADN que tenemos dormido o desactivado, otro ser humano estaría presente en el planeta e, imagino, ya habríamos echado, del mismo, al elenco que pulula por aquí controlando a la “granja humana”.

Chakras: En el cuerpo etérico. Transmutan las energías externas, metabolizan fuerzas etéricas externas, mantienen el buen funcionamiento del cuerpo físico, pero están casi siempre medio cerrados, bloqueados, con pegotes “incrustados”, etc., etc. Así estamos, que no podemos funcionar nunca a pleno gas, con la de energía potencial que hay disponible y podríamos sintonizar para nuestro beneficio y el de toda la humanidad. Cachis.

Cuerpo emocional: Lleno de miedos, de emociones y sentimientos reprimidos, de “pegotes” energéticos sin procesar. Tiene tanta carga de baja densidad en la mayoría de personas, que nos mantiene en una frecuencia de vibración tan baja como negativa para una gran parte de la raza humana. Cada vez que pones la televisión, por la forma en la que están preparadas las noticias, te están atacando con emociones de impotencia, preocupación, miedo, etc., etc. dónde la mayoría se procesan por el centro emocional y terminan hundiéndonos más en la miseria. La tele es lo primero a quitarse del medio si uno quiere empezar a no acumular más carga emocional inconsciente y dejar de emitir la comida que otros necesitan.

Cuerpo mental: Que vamos a decir aquí. Contiene, junto con el cuerpo emocional, la mente, y la esfera de conciencia, a nuestra sombra. Está lleno de miedos, de traumas, de fobias, de creencias limitadoras, de información basura, de programas y arquetipos instalados por el sistema bajo el que vivimos, etc., etc.. Si es que a duras penas se sostiene el pobre, con tanta historia que almacenamos en nuestro subconsciente y otras capas del mismo, con lo que arrastramos de vidas pasadas/encarnaciones simultáneas, etc. No es de extrañar que estemos todos un poco mal de la cabeza, que no nos entendamos los unos con los otros y que cada uno viva en su mundo.

Y ahora… la receta

Bueno. Ahora que ya he hecho el diagnostico, así un poco por encima, ya tenemos la lista de cosas que hay que “arreglar” (es una forma de hablar), y ahora, os preguntareis, ( o no, porque posiblemente todo esto, a la mayoría nos importa poco, pues el Yo que está leyendo ahora, posiblemente ya no es el mismo que el que lo empezó a leer hace cinco minutos…). ¿Como se sana, limpia, y activa todo esto?

Pues no lo se, pero, también os digo, no creo que nadie tenga el producto o la técnica para ello.

Quizás, pensándolo mejor, si que podría aventurarme a decir que habría que hacer, aunque no se si es factible o no. Probemos. Esta sería mi receta particular:

Empieza cuidando tu cuerpo físico tanto como puedas, limpia profundamente tus chakras y mantenlos limpios constantemente, libera todas tus emociones negativas y miedos. Rompe tu viejo sistema de creencias y libera tu cuerpo mental de miedos, traumas y fobias. Barre el almacén de tu subconsciente. Activa tu ADN al 100%, (aunque no tengo ni idea de como hacer eso), usa el poder de todas tus esferas mentales, que ya que las tienes, no dejes que se atrofien, no dejes nunca de aprender cosas (el conocimiento protege) pero intégralo y conviértelo en sabiduría, cristaliza tu espíritu en tu interior y unifica todas las facetas de tu carácter para que exista un solo “Tu”, desconéctate de la Matrix, haz el esfuerzo necesario para “despertar”, corta el enlace de la mente predadora con la misma, deja que la energía del AMOR viva en ti, conecta con tu Yo Superior, manifiesta a tu SER… y … listo.

Si, espera que lo compruebe, si… ya está todo.

Y es que, en el fondo… no hay producto o técnica ahí fuera que nos pueda ayudar si no hay un trabajo simultáneo propio, profundo, titánico y personal en todas y cada una de estas facetas y componentes. La combinación de múltiples herramientas, el conocimiento de uno mismo, la lucha contra las propias limitaciones, barreras y miedos, es lo que hace crecer tu potencial como ser humano en todos los aspectos anteriores y en paralelo.

Ahora que lo vemos todo juntito en un solo diagrama, se nos hace un mundo, ¿verdad?. Vaya choque para la psique. Pero recordad lo que nos dijo una vez uno de aquellos que nos asisten en una sesión de trabajo que publiqué aquí:

Guía: En este planeta es diferente que en otros, es un poco… es como decir, bueno, hago parte de mis experiencias en otro lugar y luego vengo aquí y me doctoro…. ¿me explico? hago aquí mis estudios superiores…porque aquí es donde está la oportunidad de hacerlo

Aquí venimos a doctorarnos con honores, precisamente porque tenemos todas las limitaciones que os he puesto ahí arriba. Todos nosotros tenemos un enorme potencial que solo depende de nuestro esfuerzo para despertarlo, ya que somos una raza impresionante con unas capacidades poco vistas por estos lares de la galaxia, e incluso nos tienen miedo, y respeto, por eso, entre otras cosas, no nos dejan ser todo lo que podríamos ser. Pero eso no es tan importante como el hecho de que hemos venido aquí a jugar la partida más difícil, porque es donde más se aprende, y si superas este nivel del juego, que todos lo hacemos tarde o temprano, ya hay pocas cosas que uno no pueda luego hacer por cualquier otra parte del universo.

¿Por dónde empezamos?