David Topí

Tratando de entender el mundo que no vemos

David Topi

“Como una mariposa que está a punto de separarse de su capullo”. Así, literalmente, empezó hace unos días la última sesión de actualización que tuvimos para recabar el estado del proceso evolutivo que estamos viviendo.

Esta respuesta venia a la pregunta inicial que solemos hacer siempre a aquellos con los que conectamos sesión tras sesión, como ya habéis leído desde hace más de un año si habéis ido siguiendo los artículos del blog. Esta vez, como en otras ocasiones, hemos intentado ponernos al día tras unas cuantas semanas en las que ha pasado de todo en el planeta, aunque, para nosotros,  cada vez con un poco más de dificultad, pues desde el “otro bando” las trabas, problemas, y obstáculos para impedir que estas sesiones se lleven a cabo, y la conexión sea efectiva, son cada vez más sofisticadas, complejas de sortear, difíciles de defendernos y de controlar.

Por otro lado, esta sesión se salió de la vibración y energía a la que estamos acostumbrados, la fuerza con la que se iba transmitiendo aquello que nos decían, iba mucho mas allá de las palabras. En la conversación que pongo abajo, hubo largas pausas y silencios, por una parte, míos, pues me costaba mantenerme sereno y centrado ante la energía que se nos transmitía, por otra parte, del guía con el que conectamos, que hacia pausas en puntos clave, para volver a entrar con más fuerza en la siguiente frase.

El proceso de separación de ambas “Tierras”

Si recordáis la última actualización que recibimos, que tenéis en este artículo, la separación entre el “barco nuevo” y el “barco viejo” iba, hace poco más de dos meses, por un 15%, por intentar medirlo de alguna forma. Sin embargo, ahora, nos decían, “la mariposa a punto de poder extender sus alas”, el proceso de separación está muy por encima del 50%, y la nueva “realidad”, es casi una realidad lista para despegar.

Guía: “Deslizándome por diferentes líneas de tiempo, os puedo decir que veo la mariposa desplegando ya sus alas. Estáis cada vez más cerca, pues cada vez se percibe la separación de forma más grande, y mas rápida, ¿entendéis el símil que os quiero hacer aquí?”.

Y añadía: “el proceso de separación final, dependerá, como siempre, de los acontecimientos que sucedan en vuestras líneas temporales, pues las luchas que se llevan a cabo son eternas, o parecen eternas, en vuestra esfera [planeta]. Esa mariposa ya ha salido, pero aun tiene las alas un poco arrugadas, aun no puede desprenderse del todo del cascarón, pero en breve podrá hacerlo…”

El “cascaron”, es la realidad de la “vieja Tierra”, del barco “viejo”, como me dio por explicarlo con aquel artículo sobre dos barcos que se separaban, ahora, con otra analogía, pero hablando de lo mismo, nos venían a decir que este proceso de separación frecuencial y energético entre lo que se va a convertir el “campo base” para el nuevo nivel evolutivo de la raza humana, la “nueva Tierra”, donde vamos a hacer esa “cuarta densidad”, donde vamos a vivir en esta “nueva matrix o nueva realidad”, y entre lo que se queda atrás, en la “banda amarilla” de frecuencias por las que estamos transitando ahora, es cada vez mayor, tal como lo explicábamos en el artículo sobre “donde está la nueva Tierra”.

David: ¿cuando la “nueva Tierra” se separe del todo de la “vieja”, para romper los enganches y liberarse por completo, vamos a notar alguna “sacudida” energética más “intensa”? 

G: Inevitablemente tendrá que ser así, como siempre que hemos hablado en otras ocasiones, habrá acontecimientos que ocurran, relacionados con las limpiezas energéticas, los cambios frecuenciales, las transmutaciones, a gran escala, que quizás algunos veáis como desastres, pero, que, ya sabes, como ha venido ocurriendo en los últimos tiempos, son siempre necesarios para completar el proceso. Ya sabes que muchas cosas tienen que “morir” para poder “renacer”, muchas cosas tienen que cambiar para poder empezar de nuevo. A pesar de que veáis caer estructuras, sistemas o todo aquello que tenéis ahora en pie, y lo veáis como negativo, pensad que es necesario, y pensad que es parte de la transmutación y separación que hay en proceso, pues la mariposa debe soltar sus alas y aligerar su carga para partir hacia esa nueva banda frecuencial en la que iniciáis un nuevo camino.

D: ¿Me estás hablando solo de lo que sucede en el “cascaron”,en el viejo barco? Si estás “sintonizado” relativamente con la “nueva Tierra”, con la “mariposa”, ¿vas a notar estos cambios de forma tan directa?

G: Menos, pues efectivamente, este “derrumbe” sucede solo en el “cascarón”, en vuestra “Tierra actual”, causado por la separación de la otra “realidad” que entonces empieza a tomar alas por si misma. Para los que estén más sintonizado con la “nueva Tierra”, estos eventos no serán percibidos de igual forma. Por eso vuestras energías, conciencias, tienen que estar enganchadas a la mariposa. Muchos, estáis como a medio camino, estáis en el filo, a punto de sintonizaros con esa nueva realidad…

D: ¿Quieres decir que hay mucha gente en esa línea “intermedia”?

G: Si, hay muchos entre ambos “mundos”, por eso es necesario que estéis muy presentes, muy concentrados en lo que estáis haciendo. Recuerda lo que te decía a principios de este año [2014], tenéis que cambiar a todos los niveles, para poder “saltar” al otro barco, a nivel físico, emocional, espiritual… tiene que haber transmutación, esa muerte y resurrección de uno mismo, que os despoja de lo antiguo que os une a la vieja realidad, y os permite anclaros a la nueva… está a punto de llegar el último aleteo, cuando se desplieguen las alas… y la mariposa vuele libre. El capullo cae, y se desprende para siempre… ahí estáis yendo.

D: [larga pausa por mi parte]… todo se acelera mucho…

G: Si, y os animo a que sigáis perseverando en vuestro propio camino, no os distraigáis con lo que suceda en el viejo barco, hasta el punto que os haga engancharos a sus energías tan densas, que los acontecimientos políticos, sociales, etc., que van a acontecer, que no os hagan caer en emociones, preocupaciones o energías bajas que os hagan deshacer el camino que habéis andado ya. Prestad atención a ello, que nos os arrastren de vuelta a realidades inferiores, o más negativas.

D: Un periodo complejo, quizás revuelto para muchos de nosotros, quizás con muchos altibajos…

G: Si, complejo a muchos niveles, pero necesario en todos, pero ya lo estáis viviendo cada vez más, todos aquellos que estáis trabajando para formar parte de ese cambio evolutivo, muchas personas, ya no titubean tanto, ya no se quedan rezagadas en su trabajo personal e interno. Coged vuestra espada, vuestra fuerza, e id hacia adelante, porque sabemos que se va a conseguir.

D: ¿Me estás diciendo que en unos meses vamos a empezar a sentir vibraciones o cambios energéticos más palpables y mas fuertes?

G: si, por eso te decía que tenéis que mirad hacia delante, y afrontar esos cambios que se producen en vosotros y en vuestro entorno sin titubeos, porque forman parte de los procesos de limpieza y transformación que tienen que suceder para que la mariposa abandone finalmente el cascarón… pero además, porque los acontecimientos de vuestro planeta os pueden arrollar si dejáis que eso suceda, no lo permitáis, ¿me comprendes? Intenta transmitir lo que te digo con la energía con lo que te lo digo, ve más allá de las palabras, porque esto no tiene que quedarse como información… tiene que sentirse, pues muchos estáis ya muy cerca.

D: si se cae el mundo alrededor no tiene que afectarnos

G: correcto, porque eso es lo que se intenta que suceda, David, que sigáis atados al viejo cascarón, y que no os podáis subir a las alas de la mariposa, ¿comprendes? No podéis permitir que os arrastren lo que hagan aquellos que ya conoces. Ya sabes que está muy bien que conozcáis si lo deseáis todo lo que sucede en vuestro planeta, no es eso lo que digo, simplemente, que nada os arrastre hacia niveles de vibración inferior.

D: si…

G: Recuerda también que os tenéis que apoyar los unos en los otros, pues el aleteo de unas pocas personas puede mantener a muchas otras impidiendo que caigan, recuerda que todos estáis conectados, que hay hilos energéticos que os unen, y que mientras os mantengáis firmes en vuestra vibración, conciencia, evolución, esa conexión, esa trama energética que sirve de sustento global puede mantenerse a un nivel alto

D: si, lo comprendo…. ¿si la “mariposa” se suelta del cascarón en unos meses, esa mariposa representa entonces ese cambio directo de “realidad”?

G: Casi, porque cuando se produzca la separación total, la nueva Tierra aun no está en esa “banda verde”, en la vibración final de la “nueva Tierra”, de forma que ahí tenéis un periodo de transición donde os encontráis, que habéis dejado atrás algo muy pesado, una realidad muy densa, pero no estáis todavía asentados en la vibración a la que tenéis que llegar, y ahí es donde os vais a sentir, quizás, más perdidos, incluso atacados, más vulnerables, más desorientados.

David Topi

D: ¿a que te refieres con ser atacados?

G: aquellos que no renuncian a la posesión, o al control de vuestra esfera, no cejan en su empeño por cortar el aleteo de la mariposa y su salida del capullo, aun cuando esta se haya separado del todo, habrá esfuerzos desesperados por impedir el vuelo… y para muchas personas, la sensación de haber dejado algo atrás pero no entender o comprender que pasa, les hace vulnerables, y solo la determinación de saber hacia donde os dirigís, os mantendrá con el rumbo puesto hacia vuestro nuevo destino… ¿me comprendes?

D: creo que si, es que me cuesta entender porque no se conforman con el cascarón, porque no dejan en paz el proceso de separación, porque no admiten que jamás podrán hacer nada por pararlo…

G: No te preocupes por eso, si ahora no terminas de comprenderlo… piensa que es lo mismo que cuando un animal está herido y en rabia, y está a punto de morir, que más rabioso se vuelve, y más peligroso es, y querrá atrapar, ciego de rabia y desesperación, aquello que pierde… entiéndelo así, y quédate con que, simplemente, hay que seguir trabajando en uno mismo por el cambio sin importar lo que pase alrededor…

D: Tiene todo el sentido del mundo…[pausa]… vaya meses que parece que nos esperan por delante…

G: Os espera la gloria, una vida nueva, una realidad nueva… aquí, en vuestro mismo planeta, en otro estado de conciencia o de vibración, pero aquí mismo, no en ningún otro lugar… en este eterno presente… basta de distracciones, ¿comprendes? centraros en vuestro camino, con fuerza…es lo que necesitáis todos.

D: de alguna forma, cuando caiga ese “cascaron”… se lleva consigo muchas cosas que nos lastran todavía o nos atan a esta realidad actual…

G: Si, porque, si no veis la nueva Tierra, es porque todavía os interesan muchas cosas de la vieja, y estáis pendientes, enganchados, a ella, porque no puede haber resurrección si no hay muerte, y ya sabes a que me refiero  [hacia referencia a un artículo sobre el séptimo velo y la noche oscura del alma de hace algunos días que tenéis enlazado aquí]… porque para ver la nueva realidad, solo necesitáis trabajar en uno mismo con la certeza de que llegareis a ella, sin titubeos, con valor, y confianza en el proceso, eso es lo único que necesitáis para conectaros a la nueva tierra…

D: porque la tengo delante de mis ojos y en el mismo sitio donde estoy ahora, solo en otra frecuencia…

G: claro David, la nueva realidad no está en ningún otro sitio, está superpuesta a la vuestra, está aquí mismo… pero en otra vibración. Cuando traspasáis todos vuestros miedos y apegos a la vieja tierra, entonces la ves delante de ti, entras en ella. Se trata de quitaros un traje muy pesado que habéis llevado durante mucho tiempo, ¿y que hará que os quitéis ese traje? solo la propia voluntad de quitároslo. Nadie lo va a hacer por vosotros, porque el trabajo es siempre personal.

Y aquí entonces cambiamos de tema pues hice otras preguntas que nos llevaron a comentar el proceso personal de varios de mis compañeros en esa “noche oscura” de transformación interna por el que estamos trabajando. Pero el mensaje está claro: cambios importantes se avecinan a todos los niveles, físicos principalmente porque vamos a ver muchas de las estructuras que sostienen el “viejo barco” caer, emocionales, mentales, espirituales, porque nos van a afectar como individuos y como sociedad, y esos cambios, externos o internos,  no pueden hacernos perder el objetivo, la voluntad, y la dirección de seguir en el camino que cada uno tiene marcado para engancharnos a esa otra realidad donde, como nos decían, nos espera “la gloria”.