David Topí

Tratando de entender el mundo que no vemos

David Topi

“No es lo que quitas, es lo que queda dentro”. 

Mi compañera y amiga Xelo Menino, compartía en su Facebook, hace unos días, una anécdota que nos pasó tras haber terminado la última sesión de conexión con aquellos guías que nos han ido ayudando a comprender este proceso de cambio, que ya he explicado en artículos anteriores, donde, al finalizar la misma, para despejarnos y hablar sobre la información recibida y lo sucedido durante la sesión, nos fuimos a tomar un café en una terraza. Hablábamos de como nos habían animado a seguir el arduo trabajo que habíamos iniciado para desmontarnos a nosotros mismos, para romper el séptimo velo, para desmontar a los procesos emocionales, y patrones mentales artificiales que todos poseemos. Hablábamos de las sensaciones que hemos ido teniendo a medida que “trozos” de esa “sombra” iban siendo transmutados, y nos planteábamos la cuestión de como nos sentiremos al final del proceso, cuando lleguemos, si seremos nosotros mismos tal y como nos relacionamos con el mundo ahora, o si, como estoy convencido, sucederá, veremos las cosas de forma muy distinta el día que desmontemos todo eso. La anécdota, entonces, vino porque, en la mesa, en un servilletero, nos percatamos que había un anuncio de una marca de bebida, y el anuncio, delante de nuestras narices, a escasos 10 cm, decía “no es lo que quitas, es lo que queda dentro”…  David Topi.

No creo que nos pudiera quedar más claro lo que el universo estaba tratando de decirnos.

La sirena está sonando

Respecto a este trabajo personal, si recordáis, llevan meses diciéndonos que para poder percibir y sintonizar esa nueva realidad es necesario un proceso de transformación total en uno mismo. Es preciso morir para renacer de nuevo, es preciso que la crisálida se transforme en mariposa. Es preciso, nos han recalcado muchas veces, que uno desmonte “el traje” emocional y mental tan pesado que nos ha acompañado a lo largo de tanto tiempo, para poder aligerar carga, para poder expandir la vibración y la conciencia, y poder ver, en tus narices, esa nueva realidad.

Así, durante la última sesión también, preguntamos por supuesto por este trabajo personal e intenso que estamos haciendo:

Guía: “la sirena del barco está sonando, e indica que el nuevo barco está a punto de partir” . Recuerda que no debéis de dejar de trabajar en vosotros mismos. Hay muchas capas que traspasar y eliminar.

David: Muchos velos…

Guía: Correcto, muchísima gente, las primeras capas, ya las ha eliminado…, pero hay que seguir adelante, todo lo que queda de este año, y parte del 2015, ese será el mensaje que te voy a estar dando cuando nos reunamos, y que puedes transmitir si quieres.

D: a limpiar capas, emociones, programas, miedos, velos….

G: Correcto, pero además tenéis que vibrar en ello, cuando lo vayáis compartiendo, más que hablar, David, más que soltar información o datos, hay que llegar al nivel de vibración donde se transmita esto mismo, mediante esa vibración misma… tenéis que vibrar en ese nivel para que el entramado energético que une a las personas pueda subir de nivel y que ayude a otros a engancharse a él… ¿comprendes? Mas que palabras y palabras, hay que sentirlo y vivirlo dentro, para manifestarlo luego en los hilos de la realidad, en la red que conforma vuestra realidad… por eso he iniciado la conversación con esa fuerza y energía [leed , la introducción del articulo sobre la actualización anterior]

D: comprendo, me has dado una buena sacudida…

G: [risas] lo necesitabas [risas]

D: [risas] pues ya llevo unas cuantas en los últimos meses…. [ el séptimo velo y la noche oscura del alma]

G: si, pero no estás viviendo nada que tu, y cada persona, no estéis decidiendo vivir… ahora queda el paso final, por eso te hablaba de la voluntad, de la fe, de no dejarse arrastrar por lo que pase, para tener fuerzas para el empujón final…

Y en este último apunte tiene toda la razón, pues personalmente hace mucho tiempo, años diría yo, que llevo pidiendo constantemente a mi Ser, Yo superior, guías, al universo, a la vida, que me envíen en cada momento las herramientas, conocimientos, recursos, personas y ayuda necesaria para provocar esta transformación personal en mi interior, que me lleve a estar en el camino de este cambio de realidad. Las oportunidades han ido llegando siempre sin falta a lo largo de todo este tiempo, y todas han supuesto un paso más en ese proceso, del que queda “el empujón final”.

Se acelera la activación energética de la nueva “Tierra”

David Topi

La estructura energética que conforma la realidad en la que vivimos, los “hilos del mundo” que le llama Carlos Castaneda, las finas líneas de información, conciencia y energía que conectan todo lo que existe, están notando los cambios acelerados producidos por la separación de las dos macro-realidades que se manifiestan actualmente en nuestro planeta, la “nueva Tierra” y la “vieja Tierra”. A este respecto, hace unos días, otra amiga y compañera, Irene Planas, me explicaba lo siguiente:

Hace unos días hubo una tormenta solar, curiosamente hoy he sentido que tenía que sacar la cabeza por la ventana y mirar al cielo y justo tenía el sol encima de mi cabeza y sentía como la energía solar amplificada y que afectaba a mi primer y segundo chakra. A todo esto hace días que veo campos electromagnéticos en forma de red, y hay algunas porciones de la red que comienza a activarse, visualmente es parecido a la representación de cuando la electricidad impulsa las neuronas cerebrales, imagínalo como esta foto pero en una cuadricula simétrica y que en alguna de las porciones de la cuadricula se comienzan a generar esos impulsos, esto afecta a nuestro ADN, lo activa y lo transforma.

Hoy, yendo en coche teníamos muy cerca una tormenta eléctrica y volvía a sentir mi primer y segundo chakra y esa sensación iba ascendiendo por mi sistema energético (esta energía ha llegado hasta mi 6º chakra), pero es que  a parte de sentir los chakras, me ardían, los tenía a tope de energía, y he vuelto a ver esa "red electromagnética" manifestando esa especia de "chispas/destellos" azules en algunos puntos.

Se está alterando el orden de la energía de algunas porciones de esa malla electromagnética que cubre la Tierra para crear un cambio global, hay "distintas energías" interesadas en este cambio y han accionado la palanca de "ayuda". Es una marcha positiva pero forzada, el clima se ve afectado por estos paquetes de energía, todo se acelera y se manifiesta más rápidamente, entre otros contratiempos.

Como decía Irene, el proceso no para, y es una magnifica noticia, tengo la impresión de que los próximos meses, quizás la mayor parte del año que viene también, van a ser espectaculares en ese aspecto, tanto a nivel de cambios personales en muchas personas como los cambios que vayamos a poder percibir y ver a nivel planetario.