David Topí

Tratando de entender el mundo que no vemos

Registros Akashicos  David Topí

Todos sabéis que el ser humano se alimenta y nutre de diferentes tipos de energía que recogemos a través de diferentes métodos y formas. A nivel puramente energético, existen distintas formas de acumular energía en nuestro sistema no físico, a partir de ejercicios de visualización, respiración y con el poder de la intención. Por ejemplo, la recarga del cuerpo etérico se hace por el plexo solar, a partir de respiraciones largas y pausadas por la nariz, llamadas neutras, con lo que podemos rápidamente cargarnos de energía si estamos tremendamente bajos.

También podemos visualizar y recargarnos usando la energía del planeta que entra por los chakras de los pies, podemos también recargarnos con energía que nos entra por el séptimo chakra, o incluso por los chakras de las palmas de las manos. Todas estas formas de nutrirnos energéticamente proporcionan el sustento que nuestro sistema energético precisa para mantener su equilibrio, su robustez y su armonía.

Por otro lado, tenemos otras fuentes de energía que todos conocéis, por ejemplo, a través de los alimentos y la bebida, recargamos el cuerpo con la vitalidad que necesita, a través de la respiración, entramos la energía del prana que recibimos del éter que nos rodea, y a través del contacto de nuestro sistema energético con el exterior, recibimos impresiones energéticas que nos pueden revitalizar si son buenas y positivas.

Bien, pues todo esto y mucho más es de lo que estuvimos hablando en el encuentro del pasado viernes, del cual os cuelgo el vídeo, como de costumbre, en mi canal de YouTube. Aquí veréis las explicaciones de la importancia de prestar atención a la mezcla de energías y la calidad de las mismas, para poder usar gasolina para cohetes en nuestras actividades diarias. ¡Espero que os sea de interés!

https://www.youtube.com/watch?v=s7QVE60WBR4