David Topí

Tratando de entender el mundo que no vemos

Registros Akashicos  David Topí

En los años 90, una serie de libros titulados “Matrix” y publicados por Val Valerian (John Grace), describían un tipo de procedimiento tecnológico, por el cual, según se decía en alguno de aquellos libros, las “almas” de las personas que iban falleciendo, no “transicionaban” a ningún lado por encima de los planos internos más contiguos al plano físico, sino que eran forzadas a entrar de nuevo, automáticamente, de inmediato, en otro cuerpo, con el objetivo de ser rápidamente puestos en marcha como nueva fuente de sustento energético para las diferentes razas que dirigen el show en el que estamos metidos.

Aparentemente, hay tanta información real como desinformación flagrante, en las miles y miles de páginas de los varios volúmenes de “Matrix”, que no son más que una compilación de todo tipo de informes y datos sobre las actividades de diferentes razas en nuestro planeta, por fuentes militares, así que si alguien se los ha leído (yo lo hice), te llegas a saturar pronto de la avalancha de información y hay cosas que cuesta digerir. A partir de esos libros, al menos que yo recuerde, empezaron a salir diferentes investigadores ufológicos que decían que, sobretodo, “nunca vayas hacia el túnel de luz”, al fallecer, porque no era más que la “trampa” para volver a reciclarte rápidamente de vuelta a la “granja humana”. De hecho, este tema y concepto de “no ir hacia la luz” es bastante popular en algunos foros relacionados con el estudio de la presencia alíen en el planeta. Esta mañana, por ejemplo, que he estado viendo una conferencia de Simón Parkes, investigador sobre la posible agenda que tienen estas diferentes razas, me ha hecho recordar esta historia del reciclaje de almas, porque ha vuelto a decir lo mismo, explicando que el sistema de malla no-natural impuesta sobre la Tierra, a modo de manto electromagnético, para el control del inconsciente colectivo del ser humano, es lo que sirve como “sistema de reciclaje” de almas para el mantenimiento del sustento energético que proporcionamos los humanos a estos grupos.

Claro, el tema de la red electromagnética de control yo lo tenía claro hacia tiempo, ya os hablé brevemente de ello en la conferencia y también en este otro artículo cuando hablábamos de la mente predadora. Lo que nunca me encajó es el tema del reciclaje de “almas” de forma “forzada” ya que, al menos en mi experiencia con la terapia regresiva, he cruzado muchas veces ese vórtice de luz, y realmente he salido de aquí y estado lejos de la Tierra en alguno de mis periodos entre encarnaciones. Luego, en todas las regresiones que he hecho a mis compañeros, nunca hemos visto problema u obstáculo al salir de una vida, y movernos a diferentes planos y lugares, recuperar ciertas memorias, observar el proceso “entre encarnaciones” y ver de nuevo como se prepara la nueva entrada en un nuevo cuerpo. Si el sistema de “atrapamiento de almas” fuera global, no tendría sentido que pudiéramos recuperar estas memorias, o hubiera visto en todas las sesiones que he hecho algún procedimiento similar forzado de entrada y salida de una vida a otra, lo cual no ha sido así.

El por qué del manto electromagnético alrededor del planeta

Muy brevemente, pues de esto ya he hablado anteriormente, este campo electromagnético de control no forma parte del sistema natural energético del planeta, y, ni mucho menos tiene nada que ver con lo que estamos llamando la malla 4D, que no es más que el resultado de anclar energías de alta frecuencia de polaridad positiva por todo el planeta, sino que esta “rejilla” es un sistema impuesto desde hace milenios por las diferentes razas que han hecho de la Tierra su tablero de juego, supermercado y lugar de abastecimiento de recursos minerales, para poder modular y controlar los procesos psico-mentales de aquellos que se encuentran dentro, de forma que no se pierda una gota de la energía que se genera aquí. Esta red, sirve, no solo como “modulador frecuencial” del ser humano, sino como recolector, para que aquello que nosotros generamos, pueda ser usado como sustento energético. A estas alturas supongo que a nadie le sorprende este tema.

Perdiendo energía-potencial al entrar

Hace unas semanas, en una sesión de regresión, un guía nos explicaba que todo ser que entra al planeta para encarnar sabe que, al cruzar por la red, parte de su energía será “cogida”, o perdida, ya que las diferentes razas que la controlan y mantienen, no solo recogen su sustento de los que están dentro, sino que hacen pagar un “peaje” a todo aquel que quiere entrar. Este peaje, evidentemente, no es voluntario, y ni siquiera te dan un recibo, simplemente, al cruzar hacia el plano físico tienes que atravesar la malla etérica “negativa” si deseas encarnar en el cuerpo, y esto viene a ser como cruzar por una cerca eléctrica donde al rozar tu sistema energético con el de la malla, parte de tu potencial-energía es absorbida por esa cerca eléctrica y se queda atrás, así que todos los que entramos aquí, cada vez que lo hacemos, llegamos con un poco menos de “voltaje” del que tenemos “ahí fuera”. Puesto que este proceso está basado en pura tecnología off-planet, y puesto que no sé hasta qué punto se pueden abrir agujeros en la cerca para que un ser encarne sin perder potencial, entiendo que es el proceso que todos nosotros hemos vivido centenares de veces, y algo que, ahora que lo tengo un poco más claro, voy a intentar revivir en alguna regresión para ver si consigo recuperar las memorias o percepciones del momento justo de cruzar esa malla.

Al salir, igual

Así que cuando esta mañana en el vídeo de Simón Parkes he vuelto a escuchar lo del sistema de tecnología para reciclar almas, me ha venido el flash de lo que podía ser, al menos tal y como lo entiendo ahora, pues perfectamente puede resultar que el asunto es mucho menos simple de cómo lo tengo yo en la cabeza.  Es interesante comprender que si esta malla recolectora-opresora lleva siglos operando, lo hace bidireccionalmente, de forma que, si al entrar no tienes más remedio que cruzar por ella, y al hacerlo pierdes parte de tu potencial y energía, que va a parar al desayuno de algún lagarto o alguna mantis :—) , al salir es lo mismo, y, de hecho, posiblemente al salir, por alguna razón, sea mucho más acusada la perdida de las energías del conjunto espíritu-alma que transiciona hacia los planos no físicos. Creo que el túnel o vórtice de luz es realmente la forma “natural” de salir del plano físico, y entiendo que esta malla se encuentra en el plano etérico, pues a más densidad energética (menor nivel frecuencial), mas “chicha” contiene el paquete que dejas atrás.

El supuesto reciclaje de almas posiblemente no sea más que la perdida de cantidades ingentes de la energía de los cuerpos sutiles que, de forma tecnológica, es absorbida y sustraída a todo ser que entra y sale del plano físico, y, el bombo dado al tema del secuestro de almas no sea más que parte de la agenda de seguir creando todo tipo de miedo, caos y preocupación, ya no solo por lo que nos pasa “en vida”, sino para extender esa preocupación mas allá de ella. Tiene más sentido como parte de la agenda de manipulación/creación de miedo que como un procedimiento real que pueda ser puesto en marcha.

Personalmente no encuentro posible que se pueda capturar un espíritu (el ser que somos), que sale con las capas del alma del personaje que fue en esa encarnación, y obligarlo de forma tecnológica a entrar de nuevo en un cuerpo físico de forma forzada. Tampoco creo que se pueda hacer de forma selectiva, unos si y otros no. Intentaré forzar alguna regresión para ver si soy capaz con alguno de mis compañeros de percibir esos momentos. Aun así, por muy caro que sea el peaje a pagar, millones de seres siguen entrando para colaborar en el cambio de sistema, y estoy seguro de que la concesión del mismo se va a terminar ya pronto, porque, entre otras cosas, estoy seguro que esta malla cada vez es más débil, cada vez está más agujereada, y aunque la reciclen o recompongan, cada vez sostiene menos el bloqueo que se nos ha impuesto tanto tiempo. Es cuestión de seguir trabajando en nuestro crecimiento, nuestra conexión con nuestro ser, nuestro camino personal, hasta que la conciencia colectiva refleje el tipo de cambio interior de cada uno de nosotros, elevemos la frecuencia a los niveles necesarios y en un plis plas produzcamos un cambio de nivel evolutivo que nada ni nadie pueda ya parar ni controlar.