David Topí

Tratando de entender el mundo que no vemos

Una de las cosas que más nos cuesta entender cuando hablamos del concepto del tiempo es que, en un nivel que no podemos actualmente percibir, todo está sucediendo de forma simultánea. Pasados, presentes y futuros coexisten en un “eterno ahora” para aquellos puntos de vista que se encuentran fuera del nivel en el que estamos nosotros, donde nuestra construcción mental y vibracional, nos hace percibir el tiempo como una sucesión lineal de eventos y sucesos, que, en realidad, si los viéramos desde otro punto de vista fuera de estas limitaciones espacio-temporales, veríamos que están todos ocurriendo de forma simultánea.

El tiempo en un disco de vinilo

Para ayudar a cambiar esta percepción lineal imaginemos que todo el conjunto de nuestra existencia, de todas las vidas que hemos tenido, estamos teniendo y tendremos, son como las canciones de un CD o de un disco de vinilo.

David Topi

Cada una de las canciones grabadas en este disco representa una de nuestras encarnaciones, una de nuestras vidas. Para nosotros, algunas canciones están “antes”, y les llamamos, vidas “pasadas”, y otras, están “después” en el disco, y les llamamos vidas “futuras”. Sin embargo, para los seres o entidades, e incluso para nuestro Yo Superior, todas las canciones están ya sucediendo a la vez, todas están dentro del mismo disco, todas están ya grabadas y todas son simultáneas. Lo único que determina que punto del disco es el “presente”, es donde se encuentra la aguja o laser de lectura, es decir, donde se encuentra focalizada tu “conciencia” en este momento. Todo lo que tu percibes ahora es tu “presente”, todo lo que está “antes” es tu pasado, y todo lo que está después, es tu futuro. Si lo miramos dentro de la misma “canción”, se trata de eventos pasados y de eventos futuros que ya hemos escuchado o que aun no han “sonado”, si se trata de pistas o canciones paralelas, son vidas que hemos dejado atrás, y otras que aun están por venir.

Modificando los pasados y los futuros

Cuando hacemos predicciones de futuro o leemos vidas pasadas, estamos accediendo mediante nuestra conciencia, a otras pistas del disco que están perfectamente activas en su propio marco de referencia. ¿Se pueden modificar los pasados y los futuros? Perfectamente. No tienes más que enfocar tu conciencia o punto de referencia en una de esas pistas o canciones del CD, y hacer los cambios que desees en ella. Cuando sanamos bloqueos que provienen de vidas simultáneas (con los registros akashicos), estamos haciendo precisamente esto.

Según el punto de acceso en el cual hayas intervenido, habrás creado una ola de eventos que se irán modificando los unos a los otros como fichas de domino cambiando toda la canción entera. Si tienes alguna duda de como nuestros “amigos hiperdimensionales” manipulan eventos en nuestra realidad, no tienes más que imaginarte como desde una densidad superior se puede percibir el 100% del CD del planeta a nivel global, y acceder a cualquier punto del mismo sin ningún esfuerzo, introducir ciertos cambios, y dejar que la cadena de reacciones siga su curso. Y nosotros no notaríamos nada, pues nuestro presente se habría actualizado automáticamente.

Esto último que os acabo de comentar es de una gravedad tremendamente alta, pensad en ello.

Creación de “pistas paralelas”

Lo que pasa es que cuando accedes a otro punto del espacio tiempo y lo modificas, lo que estás haciendo es crear en muchos casos una canción paralela igual o prácticamente igual a la canción actual que estabas modificando, en la cual unos ciertos eventos ya han sucedido (están escritos en el surco del vinilo y forman parte de una parte de esa vida- canción) y otros nuevos son generados como resultado de la modificación.

Estás nuevas canciones duplicadas son lo que en la entrada anterior os comentaba sobre vidas paralelas en otras dimensiones. Cada vez que se modifica un evento que nosotros percibimos como el pasado, puede generarse una línea nueva paralela de ese evento, así como puede verse alterada la línea temporal que nosotros conocemos. Y tenemos que hemos modificado un evento del pasado del cual podríamos ver consecuencias en nuestro presente, o no ver nada porque la canción se ha “desdoblado” y se ha generado un nuevo “surco” donde se manifiestan esos cambios.

Todo es accesible a la vez

Así, es perfectamente factible poder conectar con tu Yo Futuro dentro de tu mismo surco, que tiene a su vez múltiples sub-surcos que representan las múltiples posibilidades que tienes por venir. Esos sub-surcos (todos dentro de la misma canción actual), aparecen y desaparecen a medida que vas avanzando por la vida y se manifiestan unos eventos u otros dependiendo de tu libre albedrio, pero en algún nivel de un súper disco de vinilo, todas las posibilidades están ya “grabadas”, pero, son infinitas, así que lo único que tienes que hacer es poner tu aguja en el sub-surco que más te convenga, para dirigir tu vida por la parte de la canción que desees. Esto es lo que hacemos cuando tratamos los temas de creación consciente de nuestra realidad, elegimos el sub-surco más adecuado en cada momento de forma que se vaya creando la canción que deseamos.

Y lo mismo para las otras canciones, nuestras otras encarnaciones. Puedes conectar con una canción pasada, una vida pasada según nuestro punto de vista, simultánea desde el punto de vista de nuestro Yo Superior con todas las otras, y percibir cosas que están sucediendo en ese surco. No importa si nuestro personaje en esa otra vida ya se supone que ha fallecido, de hecho, ya fallecido en una parte de la canción, pero tu puedes ir a la parte de esa canción que desees y “leerla” o cambiarla. No tenemos el potencial para ello a gran escala, nosotros no, pero seres o entidades fuera de las limitaciones de nuestro entorno 3D si. Es de esperar que, en algún momento, nosotros percibamos de igual forma todo el continuo espacio temporal como lo que es, un eterno ahora sucediendo todo en el mismo momento. ¿Alguien se apunta a un viaje en el tiempo?