David Topí

Escritor, formador y director de la EMEDT

Restaurando el planeta, cambiando el paradigma

Por David Topí - 22 - Diciembre - 2012 5:04 pm

earthgrid55555555555555

Probablemente a estas alturas ya se ha calmado un poco la mucha, poca o nula expectativa del fenómeno 2012, en cualquiera de las vertientes en la que lo hayas vivido, desde el “nada ha pasado”, hasta “todo ha cambiado”. Hay sentimientos para todos los gustos. El plano físico se mantiene como estaba, ¿y el plano metafísico? ¿que transpira en los planos internos del planeta, a nivel energético, con este llamado “fin de era”?

No más tiempo para nuevas encarnaciones 3D

Este solsticio de invierno, en general, a pesar de que es un periodo que lleva tiempo en marcha, marca lo que hemos llamado durante aprox. 78000 años, la tercera densidad. Pero, claro, no se ha acabado nada, ¿de que estamos hablando entonces? Estamos hablando de que aquí, en estos momentos, no encarna nadie que tenga aun que completar lecciones 3D. Finito. Han finalizado las oportunidades de aprendizaje estrictamente de tercera densidad, de hecho, hace tiempo, años, que no encarnan almas que tuvieran solo pendiente trabajo 3D, y, si lo tenían, era muy, pero que muy poco. Todos los niños que han ido llegando eran almas al final de su ciclo evolutivo, eran errantes que venían a ayudar en la transición, eran recién graduados a 4D de otras esferas planetarias que venían a echar un cable o eran los últimos “graduados” de nuestro planeta que volvían a encarnar con lo que llamamos “doble cuerpo activado” (por ponerle algún nombre), que no es otra cosa que “los circuitos” necesarios para poder empezar el trabajo de anclaje del nuevo nivel evolutivo, esta cuarta densidad, en el planeta.

Repetidores 3D, candidatos 4D STO

Los que estamos aquí todavía no hemos ascendido a ningún sitio (al menos yo no). Además de que ya nadie que tenga pendiente trabajo 3D y se encuentre en el llamado periodo entre-vidas puede encarnar aquí, otra cosa que ha marcado la diferencia es que este final de la tercera densidad, y, si queréis, este solsticio de invierno, ha sido la “fecha limite” impuesta por el reloj cósmico que marca los tiempos entre niveles evolutivos para que cada Yo Superior marque o no si su encarnación está lista para someterse, tras el fallecimiento físico, cuando toque, al “test” de la cuarta densidad (mi percepción del mismo la tenéis en este articulo). [Nota: este último concepto, a pesar de que así es como lo siento y como, meditando al respecto, se me “confirmaba”, me crea muchas dudas, porque plantea un escenario en el cual, todos aquellos que aun tengan por delante 30, 40 o los años que sean de vida, y trabajen para polarizarse y graduarse en esta última encarnación, ¿no tendrán esa oportunidad? Es algo que aun creo que hay que pulir más porque no me acaba de cuadrar del todo).

Así, a priori, a nivel de Yo Superior, hoy ya está claro cual es el siguiente paso para nuestra alma una vez completemos esta última encarnación, pues (parece ser) que nuestro Yo Superior ya ha puesto una X en la casilla de candidato 4D STO o repetidor 3D.

Los que sean candidatos 4D STO, no tienen más que seguir con su vida y su aprendizaje hasta que les llegue el momento de abandonar el plano físico, mientras tanto, deben colaborar en el anclaje y limpieza de los restos de energías 3D STS que quedan para que la transición sea lo más rápida y armónica posible. Los que sean “repetidores” simplemente continúan igualmente con sus lecciones y aprendizajes, pero tras su fallecimiento y vuelta a los planos internos, revisión de la vida y todo eso, no podrán volver a encarnar aquí para continuar con su curso 3D, pues este planeta ya no admite más encarnaciones puramente 3D. Si somos uno u otro lo sabremos cuando nos toque hacer la revisión de nuestra encarnación, una vez abandonemos el plano físico.

Mucho trabajo por hacer

El planeta tiene la misma carga de energía negativa hoy que tenia hace tres días. Es decir, este fin de ciclo no marca nada más que un proceso a nivel de la evolución del alma y también cuando el entorno en el que encarnamos, el planeta, cierra las puertas a los que quieren estudiar tercero. Viene a ser algo así como que la puerta de la clase del tercer curso de esta escuela que hasta hace poco estaba abierta se cierra de golpe, y no se pueden incorporar nuevos alumnos ya. A partir de ahora, todos los que están dentro tienen que terminar su trabajo e ir saliendo tranquila y ordenadamente de la clase, para entrar en otra del mismo nivel, si deben continuar con las lecciones 3D, o subir al piso de arriba, si han pasado a cuarto.

Y mientras estamos dentro de la clase las experiencias se van a intensificar.

En estos momentos todos los niños que han nacido en los últimos años vienen preparados para aguantar el empuje energético de las oleadas 4D que llevan años entrando y entrando en el planeta. Los que tenemos ya una cierta edad, que hemos nacido en las últimas generaciones, traemos los circuitos para trabajar con energías 4D “activados en potencia”, es decir, con un mínimo trabajo interno seremos capaces de usar este tipo de energías con más o menos facilidad (algo que ya llevamos haciendo hace algunos años). Sin embargo, aquellos que estén “cableados” solo para aguantar o vivir en un entorno puramente 3D notarán su realidad haciéndose cada vez más compleja, pues no traen los “circuitos” que podrán transportar por su sistema energético las nuevas frecuencias del entorno.

Esto no es algo que pasara ayer, ni pasará a partir de mañana ni pasó hace tres semanas. Es algo que ha sido paulatino y que sigue in crescendo. Cada vez, todos y cada uno de nosotros, nos vamos a ver enfrentados a lo más profundo de nosotros mismos porque a mayor nivel energético externo, mas rápidamente sale a la luz todo lo que llevamos a cuestas y que no es compatible con las energías de fuera. Somos, y vamos a ser cada vez más transparentes, no pudiendo enterrar energéticamente ni mirar para otro lado en cosas que antes podíamos esconder en nuestro interior.

Cogiendo la escoba

Pero, por otro lado, el planeta sigue con una carga 3D STS bastante grande. Sigue habiendo portales orgánicos y entidades negativas en control de esta “matrix”, sigue habiendo un sistema y estructuras de control que siguen generando eventos como los conflictos en Oriente Medio porque seguimos siendo pilas y recursos energéticos para otros, cada vez mas difíciles de controlar, efectivamente, pero aun bajo cierto control, al menos una gran masa de la población que siguen tan “dormidos” como siempre.

Por eso queda tanto trabajo por hacer. Porque cada día es mas fácil anclar energías de amor, y compasión (los conceptos genéricos asociados al entorno de cuarta densidad), ya que están por todos lados, por todos los agujeros que se hacen en la costra negativa del planeta, pero eso a mucha gente le va a suponer revolverse de arriba abajo, porque todo lo que no es compatible con estas nuevas frecuencias, debe transmutarse.

Los tiempos que corren son para incrementar nuestro esfuerzo por limpiarnos, por ayudarnos, por cooperar, por desmontar el sistema y propiciar un cambio de paradigma, y por limpiar el planeta, sobretodo por limpiar el planeta, en todos los sentidos. Porque el nivel que llamamos cuarta densidad no se puede activar a nivel físico hasta que la tercera densidad no haya desaparecido por completo, pero si que está activa a nivel de planos internos y a nivel energético. Para que esa activación sea lo más rápida posible, y que las nuevas almas de las futuras generaciones lo puedan ver, somos los que estamos dentro de la clase, que ha cerrado sus puertas, los que debemos ponernos ahora a barrer, a fregar, a recoger y a poner las cosas en su sitio.