Sanadores y sanados

Por David Topí - 19 - marzo - 2012 4:50 pm

Aquí tienes la AGENDA de las siguientes conferencias, cursos y eventos de David

61130888_1

En las diferentes modalidades de trabajo con energía que conozco y practico, aunque la sanación a través de los Registros sea mi principal herramienta, siempre es curioso ver como funciona la relación entre los bloqueos y problemas que surgen y la sanación de los mismos. Lo primero que uno nota, principalmente porque yo mismo soy mi principal “banco de pruebas”, es que el “paciente” solo se “sana”, cuando a niveles profundos de conciencia está “listo” para ser sanado. Y que solo entonces tu, como “sanador”, actúas como el catalizador energético que remueve, transmuta y limpia ese sistema energético con tus herramientas.

En mi caso, claro, yo trabajo con el Yo Superior de esa persona, es decir, directo con la “fuente” o esencia, o alma, de la persona que desea una limpieza energética, y al obtener el permiso tanto físico como “espiritual” (siempre te aseguras que a nivel de alma tienes permiso para hacer la lectura) puedes percibir que esa persona está lista para remover ciertos bloqueos.

Trabajo a múltiples niveles

Este tipo de sanaciones ocurre  a múltiples niveles, y funcionan gracias a una interacción entre “sanador” y “paciente” (perdón pero no encuentro otros términos, ni yo me defino como sanador ni a nadie le trato de paciente como si estuviera enfermo), que sucede porque este último está “preparado” para que suceda. Quiero decir, si yo intentara hacer una limpieza a alguien que a nivel de YS no estuviera listo para ello, no funcionaria, de hecho no funciona. De ahí la importancia del permiso previo “energético” tras haber recibido el permiso físico, porque si recibes un “no” por respuesta, es que no hay nada que en este momento, por mucha energía o bloqueos que intentes transmutar, poco vas a poder hacer.

Es como si fuera un interruptor, cuando la persona esta “lista”, la energía del “sanador” no hace más que activar las energías que desde esos niveles internos (Yo Superior y/o alma) producen la sanación de la persona. Es una auto sanación en toda regla cuyo detonante es el sanador y/o la herramienta que use. Esto tiene que ver también con el tipo de bloqueos que podemos pelar en cada sesión. A veces tienes permiso para eliminar cosas más superficiales, pero nada más, porque la persona, en otros niveles, no quiere aceptar o no está lista para liberarse de otras cosas más profundas. Puede ser porque forman parte de una lección de vida, puede ser porque aun queden otras cosas que “atacar” antes de ni siquiera ponernos a pensar en resolver algo mas gordo, o puede ser porque no es el momento aun de que ese bloqueo sea transmutado.

Aquí lo bueno es que siempre trabajas bajo la batuta de algo que es infinitamente más sabio que la persona que hace la lectura o sesión energética y la persona que la recibe: la esencia o Yo Superior de quien pide la sanación, y por lo tanto, entiendes que debes hacer caso y dejarte guiar. Así da gusto trabajar.