Todo un mundo de ayuda y apoyo hiperdimensional

Por David Topí - 23 - enero - 2013 7:24 pm

401211_407900449278447_1077008444_n

Hablar de guías espirituales está empezando a ser algo bastante común entre la gente, o siempre lo ha sido, pero en petit comité, en círculos donde era un tema “seguro” y se podían comentar abiertamente las diferentes experiencias que uno tenia, sin embargo, es un tema tan genérico que realmente casi cualquier cosa “etérea” termina cayendo en esta categoría, desde esas intuiciones que provienen de nuestro subconsciente, hasta realmente esencias o entidades de planos no físicos, pasando por supuesto por la orientación de nuestro Yo Superior.

Poniendo orden

A mi me gusta clasificar y clarificar, que le vamos a hacer, y soy ciertamente desconfiado en cuanto a conectar con cosas que no percibo directamente, por el hecho de que conozco de primera mano el mundo de los ataques psíquicos, las entidades que llamamos negativas, todo tipo de parásitos energéticos, etc. Así que, aunque toda la vida he sabido y he notado esa ayuda “hiperdimensional”, solo cuando soy capaz de “identificarla” con más o menos certeza y seguridad me siento cómodo trabajando con ella.

A lo largo de los años esta ayuda ha estado siempre presente en mis meditaciones, el taller de conexión con guías espirituales que doy surgió simplemente porque a mi me funcionaba, me ayudaba, y las técnicas de meditación eran tan sencillas que parecía ilógico que no estuvieran al alcance de todos por poca práctica con la meditación que uno tuviera. Finalmente, y de nuevo, con los años, he aprendido a separar diferentes tipos de “ayuda” y diferentes fuentes, con lo cual, para una mentalidad analítica como la mía, sirve para ganar confianza en este tipo de conexiones con otros planos de realidad.

Personalmente solo hablo por mi experiencia, así que esta separación está basada simplemente en mis propias percepciones sobre los distintos tipos de ayuda espiritual y no visible que todos tenemos, y que yo noto. Y son las siguientes:

image

Familiares fallecidos y almas que se encuentran en el periodo entre vidas

Un familiar que ha fallecido, y que se encuentra en estos momentos en el periodo entre vidas (y existe la reencarnación, además de que todo sea simultáneo, ya lo explicaré con más detalle en otro articulo) es una de las fuentes de orientación y apoyo que muchas personas tienen y perciben de forma clara. Están ahí, van y vienen de los planos donde anden revisando y preparando sus próximas aventuras, y de vez en cuando se hacen presentes, aparecen en alguna meditación, o simplemente las notas cerca tuyo. Personalmente, en mi caso, ha sido mi padre quien durante los dos primeros años tras su fallecimiento anduvo presente cerca mío y de mi familia.

Esencias y energías totémicas (animales)

En muchas culturas, el animal totémico representa la esencia de un espíritu que se asigna a la persona para su ayuda y protección. A nivel metafísico, las esencias totémicas representan dos cosas, la primera, la conexión más cercana que tenemos con las entidades 2D que somos, o hemos sido, y por ende, las que han marcado más nuestra transición por la segunda densidad, y también aquellas energías con las que tenemos una relación más cercana en 3D, manifestándose con las características del campo mórfico animal con el que resonamos más estrechamente. En mi caso, siempre ha sido el lobo el tótem que iba y venia en las meditaciones, que se aparecía por doquier en sueños y que ha resonado conmigo. Otros tótems también forman parte de mi “equipo de apoyo” y tienen sus propias funcionalidades y características.

Guías espirituales de planos internos

Lo que propiamente llamamos guías espirituales están en este grupo, entidades que no han encarnado nunca, que habitan estos planos internos del planeta (astral, devachanicos, búdicos, espirituales) y que son asignados a cada uno de nosotros durante toda nuestra vida. Todos tenemos este tipo de guías, a veces uno o dos, a veces un tropel de seres que se combinan para orientarnos y echarnos un cable. Son entidades con existencia propia, no son simples energías o esencias que toman forma en nuestra mente sino que son tan reales en su nivel frecuencial como nosotros en el nuestro. De ellos, desde hace más de 10 años que en mis meditaciones hay una presencia principal que es lo que yo llamo mi “guía”, y que tiene su personalidad propia.

Nuestro Yo Superior

Y finalmente, y como no, la primera y ayuda más importante somos nosotros mismos, en otro nivel, lo que llamamos nuestro Yo Superior. Nuestro Yo superior, como todo, tiene otra vibración, se percibe de forma diferente a un guía externo, trabaja a todos los niveles, desde las intuiciones repentinas, los mensajes en sueños, hasta la pura y propia generación de sincronicidades. Es, y sigue siendo, la fuente principal de ayuda hiperdimensional que todos tenemos y con la que no hay que dejar nunca de trabajar.

Así que, si te preguntabas si había algo al otro lado que estuviera velando por ti y dispuesto para echar un cable, nunca he tenido dudas de que el abanico es amplio, otra cosa es lo que cada uno quiera creer, lo que cada uno esté dispuesto a trabajar para abrirse y conectarse a esa ayuda, y lo que cada uno quiera usar y aceptar de la misma.