David Topí

Tratando de entender el mundo que no vemos

Registros Akashicos  David Topí

Hace ya algún tiempo, escribí sobre lo que significa formar parte de un complejo de memoria social en el siguiente nivel evolutivo, que llamamos la cuarta densidad. Decía, en aquel entonces, que: “se denomina complejo de memoria social cuando un montón de personas, seres o entidades, forman o crean una única “mente” a la cual, conscientemente, todos están conectados. Es típico, según nos dicen, de todos los niveles evolutivos por encima del nuestro, con mayor o menor grado de integración en esa única “mente global” o campo de conciencia genérico“

A cuenta de esto, si habéis leído el artículo anterior de Conversaciones con el SER, posiblemente recordáis estas respuestas:

David: ¿cómo eliges donde encarnar, que parámetros o experiencias intentas buscar para elegir dónde proyectarte?

SER: no lo elijo yo solo David, lo elegimos…

D: ¿lo elegís?

S: trabajamos juntos muchos seres, la conciencia y el nivel al que pertenezco, David, elegimos y decidimos entre todos donde proyectarnos

D: pero, ¿tú tienes una semi-individualidad, ¿no? ¿O tu conciencia está completamente integrada en la conciencia de todos los seres que compartís ese nivel evolutivo?

S: tengo individualidad, pero ínfima…

D: ¿de modo que todos los de tu grupo compartís una macro-conciencia?

S: si, así es

Y es que parece que, a mayor nivel evolutivo, menor es la conciencia individual y personal y más fuerza toma la conciencia de grupo o jerarquía a la que se pertenece.

De mucho a poco

Es muy curioso la evolución de la conciencia en este aspecto. La formación del alma empieza siempre al nivel de la primera densidad, el nivel evolutivo que asignamos al reino mineral, es una conciencia completamente grupalizada, donde hay nula conciencia individual en las piedras, rocas, gemas y minerales que lo componen. Paulatinamente, al avanzar por el reino vegetal y el reino animal, esta conciencia individual va creciendo, cada vez el alma se vuelve más libre y separada, y, flora y animales, a pesar de formar parte de un mismo espíritu o mente grupal, tienen cierto autoconocimiento de su individualidad, que es mayor o menor dependiendo evidentemente de la raza y nivel evolutivo dentro de esos reinos, la segunda densidad.

Luego, se crea al ser humano, conciencia totalmente individual, desconexión total de la mente grupal homínida, del campo morfogenético que nos unía a todos, pero nacimiento de aquello que llamamos un inconsciente colectivo que nos amalgama en otro nivel como raza, del cual somos poco o nada conscientes. Y, aún más interesante, pues solo se da en este nivel evolutivo, es el hecho de compartir en algún nivel de nuestra psique una conexión con una mente colectiva, no nos resta ni un ápice de individualidad, estando todos separados, física, mental y energéticamente, los unos de los otros, con caminos evolutivos, hojas de ruta, lecciones y experiencias por adquirir, que solo dependen de uno mismo, y de nadie más.

De poco a mucho

Pero algo sucede cuando termina la tercera densidad, curiosa evolución, y es que, a partir de la cuarta, se vuelven a formar las mentes grupales que abandonamos en la segunda. Siempre hemos hablado de que las lecciones que el espíritu aprende a nivel de cuarta densidad tiene que ver con la cooperación, el servicio a los demás, la ayuda mutua, el amor, la compasión y el trabajo conjunto por el bien de todos, así que tiene lógica que, para ello, tengamos que compartir de forma mucho más consciente una psique única, como veréis luego, donde prevalece la individualidad de cada uno, pero donde uno puede percibir lo que se cuece en los demás, personal y colectivamente, porque estaremos todos conectados a niveles mucho más profundos.

Haciendo crecer el complejo de memoria social

Con el paso de nivel evolutivo, se crea, a partir de entonces, un complejo de memoria social, pudiendo hablar todos con una sola voz, si fuera necesario, o teniendo acceso al banco de memoria e información de todos los habitantes del planeta, y, por supuesto, pudiendo usarla para comunicarse sin tantos tapujos como lo hacemos nosotros ahora. Precisamente una de las virtudes de salir de este nivel 3D es que seremos transparentes a nivel emocional, energético, mental, etc. Todos podremos vernos como realmente somos, por lo que parece que nos podremos ahorrar bastante “small-talk” para conocer a la gente con la que tengamos el gusto de convivir en esa 4D. Cuando traspasemos, seremos muy conscientes de nuestra individualidad, pero a la vez la cohesión grupal será muy fuerte. Evidentemente es muy diferente este tipo de integración en el complejo de memoria social de la conciencia grupal que tienen los homínidos o los gatos, por decir algo.

De visita en una encarnación muy antigua

Este tema suscitó mucho mi interés debido a que, hace ya varios meses, en una de las regresiones que me hizo una amiga y compañera, reviví la primera de todas mis encarnaciones en la Tierra, la inicial y la detonante de todas las que se han sucedido desde entonces, y cuál fue mi sorpresa al verme encarnado en un homínido, mucho antes de que la raza humana hubiera sido creada. Tal fue la experiencia, impresión y sensación de estar literalmente consciente dentro de un cuerpo homínido, semi-encorvado, conectado y consciente del resto de especímenes de mi grupo/raza, que supuso un cambio importante en mi entendimiento de los procesos de encarnación, pero por supuesto detonó muchas otras dudas. Así, aprovechando hace unas semanas otra sesión con uno de los guías que nos asisten, le pregunté sobre el tema:

David: Bien, otra pregunta. En una de las regresiones que me hice hace tiempo, me vi encarnado como homínido, la primera vez que entré en este planeta, cuando todavía no había seres humanos, no sé si puedes acceder a esa información leyéndome energéticamente….

Guía: Si, espera, lo estoy tratando de hacer….

D: vale…

G: vale, ¿Cuál es tu pregunta David “homínido”?

D: (risas)

D: ok, pues eso, el David “homínido”, ¿entró cuando ese cuerpo pertenecía a una conciencia grupal? ¿Había un “espíritu de mono” en ese vehículo? ¿Fue correcta esa percepción?

G: Si, la había

D: entonces, no lo entiendo, ¿cómo hace un espíritu individual, una proyección de un SER, para acoplarse a un cuerpo físico que ya tiene un espíritu que pertenece a otro SER, aunque sea un ser grupal o conciencia grupal?

G: si, es verdad que hay una conciencia grupal, pero también es verdad que a la vez está operando en ese cuerpo homínido una conciencia individual de sí mismo, aunque es mínima. ¿Y cómo lo haces o hiciste, o hicieron los seres que entrasteis ya en esa época? Pues acoplándose, y reajustando los parámetros energéticos para poder convivir con esa conciencia “homínida” y la conciencia grupal que opera en la especie….

D: vale… ¿quieres decir que lo que sucede es que, de alguna forma, se permite el acople de una conciencia de un SER como yo, o como el mío, en una conciencia grupal operando a través de la mini-conciencia individual que tenía ese homínido? Sin prejuicio o daño al espíritu grupal de la raza o grupo al que ese cuerpo pertenecía…

G: Si, aceptando las dos simultáneamente

D: yo recuerdo, o reviví, que cuando falleció el homínido, fui a despedirme del “espíritu grupal” animal, y le di las gracias por haberme permitido usar ese cuerpo

G: Si, por eso te digo que co-existían las dos conciencias en el mismo vehículo, pero la conciencia de sí mismo es mucho menor que la de grupo, y el hecho de que tú te fueras a despedir, lo que reviviste en la regresión, es porque tu quisiste simplemente mostrar tu “respeto” a ese ser que anima esa conciencia grupal

D: ah, entiendo. Realmente me chocó el hecho de haber podido encarnar en algo que yo creía que ya estaba habitado, que tenía un espíritu completamente integrado y dependiente de otro ser, bueno, esto que hemos hablado…pero ya entiendo el porqué

G: son las dos cosas. Digamos que cuando el individuo, hablando del homínido… (pausa)… es que es maravilloso, realmente como funciona, porque incluso la raza humana, ahora, hoy en día, también estáis unidos conciencialmente unos con otros, aunque no sois conscientes de ello y os pensáis que no funcionáis así, pero piensa, incluso, que hay zonas de vuestro planeta que aun funcionan de modo parecido a como lo viviste tu

D: ¿quieres decir que están más conectados entre ellos?

G: si, aquellos que llamáis tribus, o grupos, mas “nativos”, y entiende que esto no es menosprecio alguno de nuestra parte, tienen más conciencia de grupo a veces, que de individuo, y se rigen más por esa conciencia que por la suya, ¿entiendes?

D: si

G: y funcionar como grupo tiene otras connotaciones, les ofrece una protección especial

D: ¿a nivel de psique? ¿A nivel energético?

G: si, a nivel de conciencia, lo mismo que sentiste cuando te despediste del espíritu grupal, que ese espíritu cohesiona al grupo, ¿comprendes?

D: si, entiendo

G: y ahora, date cuenta que a medida que avanzáis hacia la cuarta densidad, vais a volver a esa conciencia más grupal, pero en este caso, os estáis redirigiendo individualmente, al revés que en el caso anterior, el camino individual de cada persona ayudará a crear la conciencia de grupo necesaria para co-existir en vuestro siguiente nivel evolutivo

D: si…

G: y al traspasar a lo que llamamos la cuarta densidad, trabajareis como grupo, seréis individuos conscientes, pero dentro de un grupo. Cuando traspaséis seréis muy conscientes de vuestra individualidad, y a la vez la cohesión grupal será muy fuerte

D: en otra ocasión se me explicó eso, el nombre que le daban era la creación de un “complejo de memoria social”… estamos todos conectados entre todos, soy consciente de mí, pero percibo al resto de conciencias o personas del grupo

G: exacto, pero es diferente esa conciencia grupal, o complejo de memoria social, que es correcto el término, a lo que estamos hablando de lo que sucede ahora en este nivel evolutivo en el que estás, o incluso de la conciencia de lo que tu experimentaste en tu primera encarnación, que también es distinto

D: pero entonces, para aquellos que transicionan en vida, lo que hablamos de los sucesos futuros percibidos en la línea temporal ideal, ¿cómo se hace para acoplarte al complejo de memoria social 4D si vienes con una fuerte individualidad de esta 3D? Una persona que ya nace en la 4D lo tiene muy fácil, porque es automático, y es sencillo de comprender, pero si transicionas?

G: Si, efectivamente si naces o entras en ese nivel encarnando es fácil, pero piensa que uno no puede transicionar si no tienes esa predisposición a trabajar en grupo, a trabajar con los demás, si no “preparas el terreno” para el cambio antes del cambio

D: si, es verdad, eso ya lo habíais explicado, lo que dije en la conferencia…

G: claro, los cambios son graduales, uno empieza a desarrollar la compasión, el amor, el trabajo con los demás, el servicio a otros, y eso te va posicionando en el camino hacia la cuarta densidad

D: claro, no puede ser de otra forma…

G: así es David

Así que hacia ese tipo de integración es hacia dónde vamos, y por eso, diferentes grupos o jerarquías “espirituales” nos hablan de que forman parte de un grupo y cada vez tienen menos individualidad. En nuestra escalera evolutiva, el proceso de integración sigue incrementándose en una futura 5D, y por supuesto en una futura y lejana 6D, y en pasos o niveles superiores, pero eso nos queda muy lejos, ahora toca preparar el terreno para el cambio, posicionándonos en esa actitud de cooperación, servicio a otros, ayuda mutua, amor y compasión.