David Topí

Tratando de entender el mundo que no vemos

David Topi

David: ¿Quieres decir que hay mucha gente en esa línea “intermedia”?

Guía: Si, hay muchos entre ambos “mundos”, por eso es necesario que estéis muy presentes, muy concentrados en lo que estáis haciendo. Recuerda lo que te decía a principios de este año [2014], tenéis que cambiar a todos los niveles, para poder “saltar” al otro barco, a nivel físico, emocional, espiritual… tiene que haber transmutación, esa muerte y resurrección de uno mismo, que os despoja de lo antiguo que os une a la vieja realidad, y os permite anclaros a la nueva… está a punto de llegar el último aleteo, cuando se desplieguen las alas… y la mariposa vuele libre. El capullo cae, y se desprende para siempre… ahí estáis yendo.

Tras la última actualización del proceso de cambio evolutivo de hace unos días, a lo que corresponde el párrafo anterior, un amigo, chateando, me decía que le siguen surgiendo preguntas respecto a los conceptos de líneas temporales, tanto las que corresponden al nivel individual, como las globales y generales, que son las que tratamos de monitorizar y nos explican cuando hacemos ese tipo de sesiones.

Aunque ya hemos hablado muchas veces de líneas temporales en decenas de artículos en el blog, hagamos de nuevo un repaso al concepto, pues quizás solo refrescando las ideas podemos darnos cuenta de su significado e importancia, para entender los diferentes niveles de realidad en los que vivimos. Empezamos por las líneas individuales para luego generalizar a las líneas globales.

Tu línea temporal personal

La sucesión de eventos percibida como lineal que tienes de tu vida es lo que llamamos tu línea temporal personal. Se inició cuando naciste, y se terminará cuando fallezcas. Tu línea temporal personal tiene múltiples ramificaciones y desvíos posibles, pues la toma de decisiones según tu percepción de la situación en el momento de una ramificación, te llevará por un ramal u otro, a una alternativa u otra, y tu línea temporal irá ajustándose dentro de unos parámetros más o menos restringidos dependiendo de tu nivel evolutivo y de conciencia, que son los que marcan que tengas más opciones o menos, en tu particular abanico de decisiones, por ser capaz de percibir y comprender más alternativas, o menos, de las que tienes delante.

Tu línea temporal personal tiene una energía que se desplaza, para nuestra percepción, desde nuestro pasado, hacía nuestro futuro, y solo en determinados puntos de inflexión de esa energía, aparecen momentos clave, en los cuales puedes cambiar la dirección de tu vida. No siempre se puede, y esto está determinado por el proceso y las reglas que rigen el movimiento y manifestación de todos los procesos energéticos, y que es llamada la ley de las octavas. Por esa razón, a veces, avanzas por la vida sin poder hacer nada por salir de la dirección y cauce que llevas, y, a veces, encuentras puntos y momentos clave donde se manifiestan las opciones para modificar tu trayectoria.

Cada persona, pues, tiene una línea temporal propia, y todos nos movemos por ella, cada uno manifestando las circunstancias particulares de su vida según sus acciones, y la ley de causa y efecto, ya que, a menos que seas muy consciente de cada paso que das, de cada acción que ejecutas, la mayoría de nosotros, por ir dentro del cauce energético que representa nuestra propia línea temporal de eventos, nos encontramos mañana lo que pusimos en marcha ayer, sin saber que lo habíamos hecho. El ser humano, en general, vive su vida solo mediante la ley de la causalidad, es decir, dejando que le pasen las cosas, al no ser consciente de que el mismo genera causas que David Topipodría evitar, o deja de generar cosas cuando podrían serle beneficiosas para manifestar un efecto futuro, en su misma línea de tiempo. Solo una persona “altamente despierta” y “autoconsciente” de sus actos, puede gestionar y escapar, sino total, al menos parcialmente, de vivir una vida bajo la ley pura de la causalidad.

En este caso, entonces,  puedes imaginar tu línea temporal como un cable ondulante, que se va recorriendo de principio a fin, según tu conciencia avanza por tu percepción temporal de como los acontecimientos se suceden unos detrás de otros.

Líneas temporales grupales

Cada línea temporal personal tiene componentes frecuenciales y vibratorios, pues al no ser más que energía, “vibran” de una forma determinada. Imaginemos que esta vibración la representamos por un color, dando lugar a gente cuyo cable, por sus características frecuenciales, sería de color azulado, otros, de color verdoso, otros marrón, otros blanco, otro negro, etc. No estoy asociando estos colores con nada, ni auras, ni chakras, ni planos dimensionales, etc., etc., solo es un ejemplo de como podríamos percibir la vibración de cada línea individual si pudiéramos verlas desde fuera de nuestra matriz espacio-temporal.

Pues bien, por el principio de atracción de la energía, todas aquellas personas que tuvieran una línea temporal y vibración de un color parecido, estarían resonando cerca las unas de las otras, agrupadas, por colorines. Así, veríamos por un lado un grupo de cables azules (personas con una vibración, nivel evolutivo, conciencia y frecuencia de resonancia parecida) avanzar en una misma dirección, con sus líneas temporales entrelazadas entre si, dando lugar a que esas personas se crucen unos en las vidas de otros, les sucedan cosas juntos, etc.

Seria algo así como esto:

David Topi

Lo mismo pasaría con todas las personas cuyo cable fuera de color verde, o de color marrón, estarían más o menos juntas por frecuencia de resonancia y todas tendrían, más o menos, un “futuro” común al que van avanzando en paralelo, ya que todas resuenan con el mismo tipo de eventos probables y todas los manifiestan, en menor o mayor grado, en sus respectivas líneas temporales individuales.

Cuando personas con mismos gustos, intereses, nivel evolutivo, objetivos comunes, etc., conviven, evolucionan y avanzan por la vida en paralelo, sus líneas temporales se entrelazan, y, a no ser que una de esas personas, en los puntos de inflexión propios de su línea temporal decida cambiar el rumbo de su vida, seguirá normalmente por la misma línea temporal grupal a la que pertenece, ya que, su zona de confort, le mantiene en la manifestación de eventos en su vida, por la ley de la causalidad propia, y ahora, además, de aquellos con los que comparte camino evolutivo, que, por decirlo de alguna manera, se ayudan unos a otros a mantener “el ganado encauzado” para que ninguna oveja se disperse. Es por ello que, en la mayoría de los casos, los mayores obstáculos para hacer grandes cambios en nuestra vida son las mismas personas con las que la compartimos, ya que, eso implica, y lo saben a nivel subconsciente, alteraciones en el cauce común donde se van a ver salpicadas y afectadas.

Líneas temporales globales

Entonces, si tenemos líneas temporales grupales, que pueden ser de dos personas o de dos millones, ¿existe una línea única para todos nosotros? Ha existido, o, podríamos decir, que antes del proceso de separación tan claro en dos macro-realidades (ver el artículo sobre las “dos Tierras”), siempre ha habido una macro única línea temporal para la humanidad, que abarca la suma de todas las realidades posibles de cada uno de los seres humanos. Esa línea temporal global, es la línea que conforma los límites de las líneas individuales, como si al entrelazado de 7.000 millones de cables (uno por persona) le ponemos una funda de plástico alrededor, tal que:

David Topi

De forma que, ahora, la línea temporal de lo que suceda a escala macro planetaria es la marcada por la “funda” blanca, y todo el margen de eventos que están disponibles para las líneas individuales no puede nunca sobrepasar o salir del margen de acción que marque la línea temporal global, que marca la realidad acotada para la raza humana. 

Manipulando la línea global

Para la gestión del planeta, aquellos que lo dirigen, siempre han mantenido a la línea temporal global bajo control, manipulándola a escala macro, accionando en puntos concretos de inflexión a nivel de escala planetaria, (por ejemplo con acciones y sucesos que afectan a toda la población, sea directamente o por reverberación), de forma que ninguna realidad o línea temporal individual pudiera escapar del control. Puesto que esto no es fácil, porque desde dentro del tubo blanco, millones de personas luchan contra este mismo sistema de manipulación, es un tira y afloja constante entre los cables de colores del interior que luchan por acomodar la dirección, vibración, frecuencia, etc. de la funda blanca que los envuelve, y los que tratan (desde fuera o desde dentro) de mantener la misma funda comprimida, restringida y acotada. A veces ganan unos y a veces ganan otros. A veces se ha conseguido mover la línea temporal de la humanidad hacia un futuro “X” más positivo, y a veces se ha desviado de nuevo para apuntar a un futuro “Y” no tanto (para los cables de dentro). De ahí el juego constante entre las polaridades, los que nos gobiernan, los que nos apoyan, los que accionamos desde dentro, etc., etc.

Espero con esto que quede un poco más claro el concepto de líneas temporales individuales vs líneas globales, y en el próximo artículo entraremos a explicar “cosas que pasan en el mundo”, que, en estos momentos, están afectando tanto a la “funda blanca” como a las diferentes líneas personales de colorines.