David Topí

Tratando de entender el mundo que no vemos

David Topi

Hace ya varios meses, di una pequeña charla sobre el uso consciente de las energías que nutren al ser humano, que tenéis en este enlace de aquí abajo, si alguien no lo ha visto y/o le apetece hacerlo de nuevo, para ser más conscientes de como el cuerpo y vehículo orgánico que usamos, requiere de una combinación de diferentes nutrientes para funcionar correctamente:

https://www.youtube.com/watch?v=s7QVE60WBR4

La triada energética de la que dependemos la tenéis explicada también en este artículo anterior, llamado “Carbono, Oxígeno y Nitrógeno, fuentes de alimento del ser humano”, donde hablábamos de las tres fuentes principales de energía que necesitamos como “máquinas humanas” para poder existir y vivir, que son: los alimentos y bebidas (el “carbono”), el aire que respiramos (“oxígeno”) y las impresiones y energías del entorno que recibimos (el “nitrógeno”).

Por otro lado, en el artículo “el único modo de vivir” decíamos lo siguiente respecto a como está montado el sistema en nuestra sociedad, para evitar que estas fuentes lleguen realmente a nutrirnos suficientemente:

“Recordad que el mundo está hecho para que nunca tengamos energía suficiente para nosotros mismos, y que la energía que consumimos tenga una calidad pésima (comida de baja calidad, aire contaminado, impresiones y entornos energéticos negativos), de forma que el consejo de ahorrar energía es aun más importante cuando piensas que, por mucho que te esfuerces, en el mundo occidental, todos sobrevivimos energéticamente, ya que no llegamos a absorber más que la dosis diaria de combustible que necesitamos para existir otro día más. Si no ahorras algo de lo que obtienes, no se puede dar el paso a vivir y desarrollarse.”

Causalmente, en un artículo anterior, de la última sesión de conexión que tuvimos, hablamos de que en un futuro próximo, esto iba a cambiar, o tendría que mejorar:

David: como una antesala del cambio…

Guía: Claro, porque la comida será más sana, el aire será mas limpio, porque todo lo que entre por la parte mental y emocional será limpio, y eso será un gran paso… y luego, lo que vosotros veis cuando estáis conectados en meditación a esa nueva realidad, a ese nuevo nivel evolutivo, esas imágenes, impresiones o vivencias que veis, eso, que ya existe desde hace tiempo, como te había dicho, caerá como la nueva realidad para todos vosotros. Todo empieza por la transformación de las personas en este nivel, y la transformación de vuestra realidad actual, y cuando las personas estéis mas limpias, y estéis desconectados de esa matrix, estaréis mucho más conectados con vuestro ser, y cuando tienes línea directa con tu ser, puedes hacer cosas que ahora no puedes hacer, y crear realidades que ahora no puedes crear, y podréis crear lo que queráis, en esa realidad que llamáis nueva Tierra, o nueva densidad, o nueva matrix. ¿entendéis?

Pero, como en todo, no vamos a esperar a que las cosas nos vengan dadas de fuera, ¿verdad? ni que nos salven y arreglen todo otros cuando podemos hacerlo nosotros mismos. Así que, puesto que el cambio frecuencial, de conciencia, de vibración, de matrix, pasa por todo un cambio personal interior, y para ese cambio personal interior hace falta mucha energía, vamos a ver que podemos hacer para mejorar la triada de elementos que conforman la nutrición energética del ser humano y que todos tenemos al alcance de nuestra mano.

Mejorando el carbono

Los alimentos están llenos de pesticidas y derivados de productos que poco tienen que ver con la mejora de la salud humana. Es especialmente importante el agua, pues si somos un 70% de la misma, es el componente más importante que debemos cuidar. El agua tiene que ser lo más pura posible, agua embotellada o de grifo si es de una zona limpia y buena. Hay varias opciones para purificar ese agua. Yo uso un ozonizador, que no es más que un pequeño aparato que emite ozono. El que yo tengo es portátil y pequeño, así que se usa para limpiar cualquier cosa al insertar ozono puro en el agua o en el ambiente, lo cual interactúa con metales, bacterias, residuos químicos y componentes de todo tipo, etc., que son eliminados en pocos minutos. El agua ozonizada es buena para mil cosas, desde para darte un baño y eliminar toxinas de la piel, hasta para beber regularmente y mejorar tu salud intestinal. Esta misma agua, ozonizada, sirve también para limpiar todo tipo de frutas, verduras y alimentos antes de comerlos y cocinarlos, ya que elimina todos los gérmenes, restos químicos y bacterias que puedan traer debido a la manipulación y gestión de los mismos por la cadena de producción.

Siguiendo con el agua, si con este u otro método ya la tenéis limpia, se le puede amplificar su vibración. Yo uso cuarzos, que inserto en las botellas y dejo actuar toda una noche (de hecho, los cuarzos van cambiando de botella en botella a medida que vamos usándolas), así el agua tiene una vibración mucho más alta. Si no queréis poner cuarzos dentro de la botella, una base plana de cuarzo o cristal de roca dónde se deja la botella encima siempre, también sirve.

Finalmente, para mejorar la energía de lo que consumimos, no hay como limpiar también la comida con la intención y la visualización, y cargarla de tu propia energía a través de tus palmochakras. Todo remanente energético de cualquier alimento se puede neutralizar aplicando tu propia energía, y recargar, para que tenga algo más de fuerza vital. Agradecerle al planeta esos mismos alimentos (a Kumara) es otra forma de que estos tengan un efecto más beneficioso en nosotros.

Finalmente, el microondas al armario, por no decir a la basura. El horno y calentar las cosas al “baño maría” te suplen con las mismas funciones sin destruir el poco valor nutricional que tienen los alimentos que ingerimos. Va en serio, no hay cosa que dañe más la comida que un microondas.

Mejorando el oxígeno

Puesto que la mayoría de nosotros vivimos en grandes ciudades en entornos urbanos semi-contaminados, personalmente no he encontrado otra forma de limpiar el aire que respiro que a través del ozonizador, ya que, con que lo pongas media hora en casa (o 10-15 minutos por cuarto, por ejemplo), limpia el aire, renueva el oxigeno y crea un ambiente mucho más limpio que mejora enormemente el segundo elemento de la triada energética que necesitamos.

Mejorando el nitrógeno

Mejorar el entorno energético puede ser terriblemente difícil en el trabajo, o si te mueves en lugares estresantes. Pero se pueden hacer pequeños ajustes. En el coche, por ejemplo, intentar no poner las noticias :—), que no empecemos el día bajando la frecuencia de vibración a niveles mucho menores de los que ya de por si tenemos, que son regularmente bajos. En casa, intentar no poner la tele, o al menos no ver las noticias, por la misma razón. La vibración de la casa también se tiene que intentar subir todo lo posible. Las limpiezas energéticas del lugar donde estáis son importantes de forma regular, con el método o técnica que más os guste. Luego, yo por ejemplo, tengo distribuidos cristales de cuarzo por diferentes sitios en las habitaciones (grandes, lo suficiente para generar una vibración medianamente alta que si eres algo sensible la puedas notar). También las turmalinas y/o orgonitas, delante de las fuentes de radiación como el ordenador, la tele, el wi-fi, etc., ayudarán algo. Los estudios con orgonitas llevados a cabo por el terapeuta suizo Stephane Cardinaux muestran resultados interesantes en la disminución de la carga electromagnética de un lugar. Tenéis su dossier al respecto en este enlace, aunque está solo en francés, lamentablemente.

En resumen

En general, podemos actuar de forma directa sobre la triada energética y mejorar en unos grados la calidad de todo lo que nos nutre. Ni que decir tiene que es todo cuestión de cambio de conciencia, porque estos pequeños cambios se pueden llevar a cabo de forma muy simple si uno realmente desea hacerlos (en casa nos costó en su momento unos días acostumbrarnos a no tener microondas, desprogramarnos del hecho que tienes todo caliente en 30s en vez de en 10 minutos, pero por otro lado, la comida sabe mucho mejor :—)).

Y es que, como decíamos, para que haya cambios internos profundos hace falta tener energía de sobra para ello, y todo viene por cambiar pequeñas cosas en nuestro modo de vivir:

No se puede desperdiciar energía tontamente en las cosas, y por eso uno tiene que ser impecable, pues solo el uso correcto de la energía del ser humano, produce el surplus de la misma necesario para el crecimiento espiritual, ya que ninguna función interna puede activarse sin la energía necesaria, y esa energía es interna a cada uno de nosotros, proveniente de la famosa triada de Gurdjieff de Carbono-Oxigeno-Nitrógeno (lo que comemos, lo que respiramos, lo que obtenemos energéticamente del entorno). La activación de los chakras superiores por encima del séptimo, de las funciones internas psíquicas y espirituales, del desarrollo de la conciencia y la potenciación del espíritu para el control de la mente predadora, dependen de que exista energía sobrante en el interior de cada uno y que no haya sido malgastada existiendo, reaccionando, o actuando de forma que perdamos fuerzas tontamente.