Complejidad en la elección de parámetros antes de una encarnación

Por David Topí - 12 - marzo - 2011 10:58 am

Aquí tienes la AGENDA de las siguientes conferencias, cursos y eventos de David

spiritworld2Cuando un Yo Superior encarna de forma simultanea (varias “vidas” a la vez), se suelen generar encarnaciones de varios niveles en los cuales, las primeras, suelen ser lo que llamamos encarnaciones “básicas”, mientras que a medida que este Yo Superior recoge más y más experiencia, sus encarnaciones son mas complejas hasta llegar a lo que seria la encarnación “final”, que no es otra cosa que la ultima “vida” de ese Yo Superior en un traje físico (co-existiendo simultáneamente con otras encarnaciones del mismo Yo Superior de niveles inferiores).

Aquellos Yo Superiores que evolucionan a través de lo que llamamos el método “secuencial” (reencarnación, una vida tras otra), no suelen tener este tipo de distinción ya que basan la encarnación siguiente en el trabajo realizado por la encarnación recién finalizada, por lo que la “programación” de la nueva vida no es ni mucho menos tan compleja como lo es para aquellos que “avanzamos de forma simultanea”.

Parámetros a tener en cuenta

La programación y preparación de los parámetros para vidas simultaneas tienen en cuenta tantos detalles que no solo no basta con escoger una fecha de nacimiento y un lugar geográfico, sino que además se han de tener en cuenta lo que está haciendo en ese momento, cada una de las encarnaciones simultaneas que están activas y las lecciones que están aprendiendo, como lo están “haciendo” y que tipo de experiencias están proporcionando al Yo Superior.

Puesto que las primeras encarnaciones de un YS simultaneo están enfocadas en “conocer” el entorno físico, el traje (cuerpo humano) en el que nos metemos, lo material de la vida, etc., basta inicialmente con programar un lugar de entrada, una fecha propicia, y el entorno más o menos adecuado para recoger simplemente experiencias “básicas”. A medida que más y más encarnaciones simultaneas se van generando (más proyecciones del Yo Superior van encarnando), cada nueva vida debe añadir experiencias que proporcionen al YS información y conocimientos mas complejos, en lo que llamamos encarnaciones medias, avanzadas, muy avanzadas, dominantes y para completar, la final.

A mas nivel, mas complejidad

Cuanto mas % evolutivo acumula un YS, mas difícil se hace evaluar “todo lo que queda por aprender“ y parametrizar las siguientes vidas para conseguirlo. Se han de comprobar todas las lecciones que todas las vidas están experimentando (y pueden ser mas de 1500 a la vez), los acuerdos que se han de llevar a cabo con nuestro grupo primario de almas (que también estarán encarnando simultáneamente y gestionado sus cientos de vidas a la vez) , las “deudas” pendientes entre ellos (“deudas” entendido como enseñanzas pre-acordadas que no se llevaron a cabo), las nuevas enseñanzas que cada uno de los actores de nuestra vida debe recibir por parte nuestra, y nosotros por parte de ella, el trabajo que vamos a hacer en el astral para completar ese aprendizaje y decenas de cosas mas.

No es de extrañar que tengamos un velo en la memoria cada vez que encarnamos, si tuviéramos que nacer con plena conciencia de la organización de nuestra vida en relación al resto de nuestras existencias, y de todo aquello que se ha parametrizado para que podamos completar nuestro proceso de “graduación”, incluyendo la gestión de las realidades “múltiples” y líneas temporales en las cuales existimos, nos volveríamos locos. Dudo que ni el mejor ordenador del mundo sea capaz de gestionar tantas variables, y además hacerlo tan bien, con sentido del humor y estando además siempre disponible para echarnos un cable a  las encarnaciones que, desde aquí “abajo”, tratamos de investigar como diablos se hace todo eso, “allá arriba” :—)