El Balance como lección de vida

Por David Topí - 2 - Agosto - 2010 9:52 pm

A veces me sorprende encontrar patrones repetitivos en varias lecturas seguidas. Cuando esto ocurre, tengo la intuición que es algo importante sobre lo que debo escribir y por eso acuden las personas adecuadas para ello con la información que necesito, y parece que realmente así es, porque cuando escribo al respecto, por alguna razón, dejan de aparecer, y otras cosas empiezan a llegarme. Este es el caso de esta entrada, y está relacionada con las lecciones de esta vida, lo que hemos venido a aprender.

En cada una de las lecturas generales que hago, busco información sobre “el plan de estudios” para esta encarnación de la persona que me está consultando. Lo curioso es que en la última semana, bien como lección principal, bien como lección secundaria ha salido  en el 90% de los casos el “Balance” en una o mas áreas de la vida de la persona para la que leía.

El juego de las polaridades

Aún a riesgo de repetirme mucho (creo que ya lo he escrito varias veces), nuestro universo es dual, así que todo lo que existe debe tener su contrapartida. Si una de las dos polaridades desaparece, la otra inmediatamente deja de existir.  El sistema solar, desafortunadamente se encuentra en la zona “oscura” de nuestra Via Láctea (a pesar de que nos estamos desplazando hacia el centro de la galaxia lo que podría cambiar la cosa dentro de algún tiempo), por lo que podríamos decir que la polaridad principal de este sector es la “negatividad”. En otros sectores de la galaxia la polaridad principal es la “luz” o “positividad”, pues ambas fuerzas deben estar en equilibrio, y lo que en un sitio se da “en demasia” debe ser corregido en otro para volver a restaurar ese equilibrio, a una escala más global.

En nuestro planeta está claro que la negatividad y “el lado oscuro” (por usar términos StarWars :-)) tratan de imponerse, y en contrapartida, existe el lado “de la luz” que lo combate fieramente. A más número de “lightworkers”, mas numero de “darkworkers” y viceversa. De ahí que esté llegando tan repetidamente el tema del Balance como “arma” para aquellos que buscan parar este cúmulo de situaciones negativas  que se viven en el planeta.

La única forma de eliminar la negatividad es eliminando la positividad, pero como esto no es posible, la única forma de conseguir un entorno en el cual uno pueda vivir felizmente es consiguiendo un balance entre ambos extremos, de forma que los dos existen, pero se anulan o contrarestan entre si.

Miedo a desaparecer

El miedo de ambas polaridades es a desaparecer, es decir, que se restablezca este balance que por otro lado es el estado natural de las cosas.  Por eso tanto los “lightworkers” mas radicales, como los “darkworkers” mas radicales, harán todo lo posible, sabiéndolo o no, para mantener ambas polaridades existiendo, ya que se necesitan unos a otros. A nivel personal, cuando a una persona se le indica que su lección en esta vida es el “balance”, se trata de que aprenda a huir de ambos extremos, que busque y se sitúe en el centro, en el punto de equilibrio y de armonía entre las diferentes opciones de cada situación que la vida le pueda presentar. Ser radical hacia una de las polaridades crea inevitablemente un radical en el otro extremo, pues la vida en su conjunto debe estar siempre en armonía aunque sea en la suma de todas las polaridades a otros niveles. Nuestra tendencia como seres humanos es hacer todo lo contrario, por eso es una lección y un aprendizaje.

Cuando vemos una injusticia queremos luchar contra ella, queremos corregirla o hacer lo que sea para que no se vuelva a repetir. Una de las formas de hacerlo a nivel personal, cada uno en su vida, es tratar de encontrar ese punto medio de equilibrio para que no se manifiesten ninguna de las polaridades en sus extremos. Estando en balance “ahora”, evitamos situaciones futuras decantadas hacia un lado u otro, aunque aun tengamos que lidiar con las repercusiones de las situaciones que ya hemos creado fuera del punto de equilibrio.

Esto no es del todo fácil de hacer, aunque si parece fácil de comprender, por eso aparece como lección y aprendizaje en tantas personas en estas “épocas turbulentas”. Mi consejo a todos aquellos a los que tengo que explicarles que está es una lección importante en su vida, es que traten de encontrar ese espacio en el cual ambas polaridades estén en equilibrio, satisfechas, y por lo tanto en armonía, sea en su vida personal, en su carrera profesional, en sus relaciones familiares o donde sea, pues según los Archivos Akashicos, solo el Balance puede sacarnos del estado de caos en el que hemos metido al mundo, y para ello, cada uno ha de empezar por restablecer el suyo propio.