Enviando reiki al resto de nuestras encarnaciones simultaneas

Por David Topí - 28 - noviembre - 2010 9:29 pm

Aquí tienes la AGENDA de las siguientes conferencias, cursos y eventos de David

Ahora que ando empezando con la formación en Reiki (estoy haciendo el primer nivel) se me ocurrió el otro día hacer una meditación y aprovechar para darle la vuelta a la energía y mandarla de vuelta hacia mi Yo Superior y de ahí, repartirla entre el resto de mis encarnaciones simultaneas. Me pareció algo realmente útil y sencillo de hacer, y que además se puede hacer con cualquier tipo de energía, así que os explico en detalle lo que quise hacer.

Canalizando energía

Cualquier tipo de técnica que canalice energía, tipo reiki, sanergía, reconexión, etc, puede sernos útil, incluso si no usamos ninguna de estas técnicas, el simple hecho de visualizar que estamos recibiendo esta energía desde “el universo” ya nos vale. Lo que hacemos (al menos lo que trate de hacer yo :-)) es usar esta energía que nos llega por el chakra corona, y que normalmente canalizamos hacia los chakras de las manos para aplicarla en otros, y redirigirla hacia el cordón de plata (mentalmente, se hace simplemente a través de la intención y la voluntad de la persona).

Al dirigir la energía al cordón de plata, lo que estamos haciendo es enviar energía “hacia arriba”, hacia nuestro Yo Superior. Si mentalmente seguimos “bombeando” esta energía lo que estamos haciendo es que le llegue (no es que le haga falta, pero ese tampoco es nuestro objetivo) un potente chorro de energía de alta frecuencia y potencia que puede ser usada para auto-sanarnos a otros niveles.

Vidas simultaneas

Sabiendo que cuando un Yo Superior encarna a través del método simultaneo, lo que “vemos” es una infinidad de cordones de plata saliendo a la vez de nuestro Yo Superior y cada uno hacia una de las vidas o personas que están actualmente encarnadas, sea en el tiempo y periodo histórico que sea, la energía que estaríamos enviado por nuestro cordón de plata hacia arriba sería extremadamente útil para ser redistribuida hacia estos otros cordones de plata, llegando a su vez hacia esas otras vidas nuestras que podamos estar teniendo donde sea y cuando sea.

Verdadera auto-sanación

Usando esta forma de enviarnos energía a nosotros mismos, pero a nuestras otras encarnaciones, estamos desde luego potenciando el sistema energético de todas esas otras vidas, probablemente sanando muchas cosas de las mismas a la vez, en paralelo, y por ende, en algún nivel, auto-sanándonos y auto-reforzándonos a nosotros mismos. Cuando hice la meditación la sensación mientras canalizaba esa energía y la “bombeaba” hacia arriba, la visualizaba siendo canalizada a través de mis otras encarnaciones y llegando a ellas fue magnifica, no hay mucho que pueda decir al respecto, son sensaciones que uno tiene, pero si que me pareció efectiva y realmente válida para volver a repetirla de forma regular. Si alguien lo prueba que lo comente, a ver que os parece! 🙂