David Topí

Tratando de entender el mundo que no vemos

David TopiUna de las teorías que más aparecen en estudios relacionados con “catástrofes” por venir es el tema de una posible estrella compañera del Sol, orbitando alrededor del sistema solar en un largo ciclo de 26 millones de años que traería consigo una nube de cometas “arrancados” de la nube de Oort y empujados en dirección al Sol por efecto de la gravedad, y, por aproximación, a la Tierra. De hecho, no hay que irse demasiado lejos para encontrar información al respecto, ya que la Wikipedia tiene un artículo completo sobre la llamada hipótesis de Némesis.

Una enana marrón acompañando a nuestro Sol

Según la Wikipedia, la hipótesis Némesis surgió en un artículo de investigación publicado en 1984 por R. A. Muller (físico, Universidad de California en Berkeley), Piet Hut (físico, Instituto de Estudios Avanzados de Princeton) y Mark Davis (Princeton) en la revista Nature. Némesis sería una enana marrón, con una órbita decenas, centenas o hasta millares de veces más distante que la de Plutón y se calcula que su orbita cíclica pasa cada 26 millones de años por la llamada nube de Oort, otro interesante punto del exterior de nuestro sistema solar,  desestabilizándola y lanzando lluvias de grandes cometas en dirección al Sol, lo que explicaría la aparente periodicidad de los grandes impactos y las extinciones de vida asociadas (confirmada por el registro fósil y los estratos geológicos de iridio, un metal extraterrestre) que hemos vivido hasta la fecha en la historia de nuestro planeta.

La nube de Oort

David TopiLa nube de Oort es una nube esférica de cometas y asteroides no observada directamente que se encuentra en los límites del Sistema Solar, casi a un año luz del Sol, y aproximadamente a un cuarto de la distancia a Alfa Centauri, la estrella más cercana a nuestro sistema solar. Según algunas estimaciones estadísticas, la nube podría albergar entre uno y cien billones de cometas. Es de esta nube de Oort de donde se cree que provienen la mayoría de cometas que se acercan a la Tierra, aunque sean hechos que no ocurran con demasiada frecuencia.

Lluvia de cometas

David TopiLas grandes extinciones ocurridas en la Tierra pueden haber tenido, según algunas hipótesis, su detonante en esta lluvia cíclica de cometas impresionante, y de hecho, se postula la teoría de que Némesis, al pasar por la nube de Oort, es la causante de la desestabilización y el empuje de millones de ellos hacia el centro del sistema solar. Se calcula que estamos actualmente en la mitad del ciclo de Némesis desde su ultimo paso mas cercano al Sol, es decir, que su última aproximación en el punto más próximo a nuestro estrella sucedió hace 12 millones de años, y que no está muy lejos (en términos astronómicos, imagino) el paso de Némesis de nuevo por la nube de Oort.

Si algún día se comprueba esta teoría como válida y correcta, podremos entonces echarnos las manos a la cabeza y buscar refugio, porque si, en algún momento de nuestra historia futura nos espera una lluvia de cometas como la que nuestros ancestros han podido vivir miles de años atrás, el show esta garantizado (y que se salve el que tenga el paraguas mas resistente :—).