Un flash, la puerta abierta a la nueva realidad de conciencia

Por David Topí - 6 - mayo - 2014 11:37 pm

532630_461176803944025_1440853231_n

Hace un rato, cuando ya estaba en la cama, y dejando que el sueño fuera entrando, alcanzado el estado alfa y pensando sobre una de las cosas que había estado comentando con unos amigos unos días antes, sobre el proceso de paso en vida al siguiente nivel evolutivo, me ha bajado de golpe una “Gestalt” de información, un bloque de sensación-entendimiento-percepción, todo en uno, sobre ese “paso”, o más bien, sobre esa conexión a la nueva realidad que se está fraguando. No puedo volverme a ir a dormir sin antes ponerlo por escrito, ahora que lo tengo fresco en la cabeza.

Hace poco, un compañero, decía que empezaba a notar que la realidad se había dividido en dos, en una de esas realidades, la vida continuaba como si tal cosa (la realidad actual en la que vivimos), hacia su propio futuro, camino de lo que los humanos queramos hacer del planeta en el que existimos. La otra realidad, era la que ya estaba lista para aquellos que querían habitar en el nuevo nivel evolutivo, en la nueva densidad o nivel de conciencia. Así, hablando sobre el tema, mi entendimiento es que ambas “Tierras” empezaban a separarse, todavía de forma imperceptible, donde las dos líneas temporales principales positivas te preparaban para ir ya hacia aquella realidad que daba paso al siguiente “curso”, y las otras líneas temporales se mantenían como diferentes versiones de la realidad actual, algunas mejores que otras, pero ya todas encaminadas a un status quo de la situación que conocemos y vemos todos los días en las noticias.

Que difícil es explicar las percepciones

El año pasado, cuando os intentaba explicar en la conferencia que era la cuarta densidad, que era lo que se percibía en el siguiente nivel evolutivo, una vez todo el planeta estuviera o tuviera la malla 4D anclada, os dije que solo en dos ocasiones pude “conectar” o sintonizar con esa realidad, y que era maravillosa. Muchos de mis compañeros la han sintonizado y percibido mucho más a menudo, pues recordad que es una función del corazón, del cuarto chakra, y de su campo electromagnético, ser capaz de conectar, aunque sea por breves momentos, con esa otra realidad que existe fuera de nuestros sentidos físicos, pero dentro del alcance de nuestro sistema energético cuando este reúne ciertas condiciones de apertura y equilibrio.

Puesto que no soy capaz de explicarlo, os voy a relatar los detalles de una de esas meditaciones para que comprendáis lo que viví, aunque solo sea muy fugazmente:

Entro en meditación, y conecto con mi corazón, y de ahí con el vórtice del cuarto chakra. Veo una puerta, acorazada, como la cámara de un banco. Es enorme, está bien sellada, tiene metros de grosor, pues no es el momento de abrirla todavía, me dicen. Pido que me dejen echar un vistazo. Y la puerta se abre, dejando una apertura suficiente para que pueda meter la cabeza. Noto otra energía. Al traspasar mi cabeza me veo en un prado verde, los colores no tienen descripción, la sensaciones tampoco. Es la nueva realidad que estamos construyendo, y que está casi lista para ser habitada por los seres humanos, me dicen. Se que estaré ahí en breve, aunque el tiempo no tiene sentido, por lo que no hay fechas pre-determinadas, todo depende de mi trabajo para que esa puerta de hormigón armado y cerrada a cal y canto se pueda abrir y quedar abierta definitivamente. Por ahí atravesará tu conciencia para salir a la nueva realidad. Me indican que es momento de cerrar la puerta. Vuelvo a verme en mi corazón. Salgo de la meditación.

Imagen1

La realidad de la cuarta densidad, o la quinta dimensión, o la nueva Matrix o como cada uno le llame, parece cada vez más lista, y el proceso de paso, lo intuyo cada vez más claro. El proceso de “salto” es el traspaso de la conciencia por esa “puerta” que hay en el cuarto chakra, hacia una realidad de la cual ya no vuelves atrás cuando llega el momento adecuado para ello. Si lo entiendo o percibo correctamente, se trata de salir de un barco, esta Tierra 3D, para saltar a otro que no somos capaces de percibir desde el barco en el que estamos. Lo que pasa con el barco que abandonamos ya pierde todo sentido e importancia cuando has saltado al nuevo.

Al igual que un sintonizador de radio está fijo en un dial, y no es capaz de hacernos oír dos emisoras de radio simultáneamente, a pesar de que existan decenas de ellas en el mismo espectro radioeléctrico, nuestro sistema energético y conciencia están solo sintonizadas en una de esas emisoras, la emisora 3D, y solo tenemos que mover ese sintonizador, ya pronto, para entonces empezar a sintonizar la nueva emisora 4D.

Cuando os ponía el ejemplo en la conferencia de que el paso en vida podría ser como en la película “Las 9 Revelaciones”, donde al final de la misma los protagonistas vibran tal alto que se hacen invisibles para los demás, faltaba por decir que, en este caso, también los demás serán invisibles para nosotros. En la peli, aquellos que se hacen invisibles siguen en la misma realidad que aquellos que no lo son, dando a entender que no han cambiado su percepción del mundo, simplemente están en la misma “matrix”, pero en una frecuencia distinta, y lo que yo percibí en la meditación es que literalmente, y esto ya lo sabíamos, abandonamos este barco, esta estación de radio, y sintonizamos una completamente distinta, nueva, limpia, y lista para ser usada, y no vemos nada de la realidad que acabamos de dejar atrás. Busco y busco en mi cabeza analogías para explicar el flash que he tenido, y lo que he visto, pero no encuentro la forma de hacerlo. Espero sepáis perdonar lo poco que pueda entenderse este artículo.

Es posible que me esté repitiendo, se que estoy diciendo lo mismo que dije en la conferencia con solo un par de matices diferentes, pero lo estoy escribiendo desde un nivel de percepción y entendimiento que no tenia cuando tuve aquella información en mis manos y la estuvimos transmitiendo.

Ahora tengo, desde esta misma noche, la sensación de que tras una puerta de mi corazón está ya abierto el paso al siguiente nivel evolutivo, al menos está abierto en modo “echa un vistazo aunque no puedas traspasar todavía”, porque ahora lo que toca aprender es a mover el sintonizador interno de cada uno para cambiar por completo de realidad, y que el lugar desde donde escribo estas palabras, que ahora no es más que mi oficina en mi casa, se desvanezca literalmente ante mis narices para convertirse en un bosque, una playa o un paisaje espectacular con colores nunca descritos antes. Si ahora mismo yo fuera capaz de mover el sintonizador de mi sistema energético por completo, especialmente el sintonizador de mi cuarto chakra,  y bloquearlo en la frecuencia de los 15,6 Hz, la frecuencia de la nueva realidad, no volvería a percibir esta desde la que escribo y yo habría desaparecido de esta realidad para siempre.

image0001 

Ahora ya se que vienen las eternas dudas, ¿entonces que pasará con la familia que tienes durmiendo en casa? ¿no te verían más al despertar? ¿que pasaría con tus recuerdos de tu realidad o nivel evolutivo anterior? etc., etc. No lo se todavía, pero tengo mis sospechas, a raíz de lo que explicaba Morfeo de Gea en su blog “Detrás de lo Aparente” en este articulo:

Cuando la Matrix 15.64 esté en funcionamiento, habrá al comienzo dos realidades simultáneas cohabitando en el mismo espacio, la 7.82 y la 15.64, según donde usted se encuentre vibrando, vivirá en una o en otra sin percibir en absoluto, aquella en la que no se encuentra. Si usted pertenece a la 15.64, no existirá en la 7.82, y todos los que están en ella no lo verán, pero tampoco notarán su ausencia porque usted nunca habrá existido para ellos, sus burbujas mentales serán borradas y no recordarán su existencia, como en los secuestradores de recuerdos, igualmente pasará a la inversa, en la 15.64 no habrá recuerdo de los que quedaron en la 7.82. Como cuando nacemos y olvidamos lo que fuimos. En definitiva, nadie notará la diferencia, aunque percibirán el cambio.

Así que de momento, solo se lo que me han querido hacer ver esta noche, un flash intenso sobre esa “puerta” a la 4D, moviendo mi conciencia a través del vórtice personal que tenemos todos y cada uno de nosotros conectados a esa nueva realidad, entrando por la puerta, y ya no “volviendo” a salir de vuelta atrás. Mi cuerpo físico no viene conmigo, parece, todo lo demás si. Pero no lo puedo explicar con palabras, así que no os lo toméis al pie de la letra porque está fuera de toda descripción lógica.

En cuanto podamos haremos una sesión para tratar de charlar con alguno de los seres/guías que nos asisten regularmente y ver si podemos obtener una comprensión mayor del tema. Tened por seguro que publicaré todo aquello que recibamos y se nos permita al respecto.