actividades durante el sueño

Por David Topí - 2 - Marzo - 2011 11:56 pm

astralQue cuando estamos durmiendo nuestra alma, espíritu, conciencia, etc. es libre para abandonar el cuerpo y explorar, expandirse, experimentar, aprender, etc. es algo que ya sabemos. Este “traje” que el cuerpo físico representa para la conciencia que somos no es más que un vehículo  que puede ser aparcado temporalmente cada noche para tener la libertad de explorar en un estado mucho más libre otras realidades y planos frecuenciales.  Eso que llamamos “sueño” es una amalgama de múltiples actividades que representan conexiones y experiencias en cosas tan distintas como el plano astral, realidades paralelas o vidas simultaneas. Vayamos a verlo un poco más en detalle.

Realidades/ Dimensiones paralelas

Como comentaba en esta entrada anterior, nuestra realidad es multidimensional, y existimos en múltiples realidades alternativas generadas por hechos y eventos que hemos creado y ejecutados (o no) en esta línea temporal en la cual ahora somos “conscientes” de nuestra existencia. Esos otros “Yo’s” que existen paralelamente son tan reales como nosotros, pero poder “conectar” con ellos, solo somos capaces de hacerlo cuando estamos dormidos y la mente lógica está callada e inactiva.

Muchos de los “sueños” que tenemos, en los cuales nos vemos a nosotros mismos, tal y como somos ahora, llevando otra vida, con otras personas, o con las mismas pero en diferentes situaciones, en eventos reales (que parecen normales) y en situaciones cotidianas, son conexiones con realidades simultaneas en las cuales, a partir de otra serie de acontecimientos de nuestro pasado inmediato, se generó una nueva línea temporal con la cual ahora “hemos conectado” y de la cual estamos percibiendo información. En mi caso, por ejemplo, fue verme como un ejecutivo (o algo parecido), viajando mucho, con mi mujer, pero sin mi hijo, llevando la vida típica de director de empresa saltando de ciudad en ciudad todo el día metido en aviones y reuniones. Un camino que efectivamente pudo haberse materializado en esta dimensión pues había una trayectoria anterior que perfectamente podría haber llegado a materializar ese estilo de vida.

Vidas Simultaneas

Otra de las cosas que percibimos en sueños son las vidas simultaneas, aquellas que nuestro Yo Superior aun tiene activas sea el periodo histórico que sea, en las cuales nos vemos como otro personaje, hombre o mujer, pero sabiendo que somos nosotros en el interior. Se establece esta conexión a través de lo que llamamos un puente dimensional creado entre dos cordones de plata (la conexión de cada encarnación con el Yo Superior) y a través del cual percibimos lo que esta sucediendo en esa otra vida, que no somos “nosotros”, sino que es otra proyección de nuestro Yo Superior encarnando en otro “traje”. Una experiencia así la tuve hace varios meses en un sueño lucido, como contaba en esta entrada.

Paseos por el Astral

El plano astral es el siguiente “nivel de juego” en el cual evolucionamos y aprendemos una vez nos hemos desprendido del cuerpo físico. La reintegración con el Yo superior puede no ser instantánea, de hecho, para casi nadie lo es, y lo mas normal es pasar una larga temporada (en nuestros términos) en esta sub-densidad explorando y aprendiendo otras lecciones, manifestando instantáneamente todo aquello que proyectamos con nuestro cuerpo mental o emocional (dos de los cuerpos sutiles que siguen existiendo tras la muerte del cuerpo físico). Así, mientras “soñamos”, lo que estamos haciendo realmente es vagar por los diferentes niveles del astral, haciendo “amigos” con todo tipo de entidades (positivas y no positivas) con las que nos encontramos, creando eventos, cosas, estructuras, situaciones, haciendo realidad nuestros deseos y nuestros miedos, y luego, trayendo un vago recuerdo de toda esa experiencia a la mente consciente cuando despertamos por la mañana.

Echando un cable en el sueño de otros

Y por supuesto, también somos participes en los sueños de otras personas, las conozcamos o no, ya que en nuestras interacciones con todo tipo de entidades del astral nos cruzamos con cientos de otras “almas” o conciencias cuyo cuerpo se halla dormido plácidamente en cualquier lugar del mundo. En estas actividades, somos los actores, conscientes, de que estamos ayudando a otros a aprender y a experimentar, pues representamos papeles y situaciones que conforman parte de las lecciones de crecimiento personal y espiritual que se adquieren cuando estamos fuera del cuerpo físico. Este tipo de personas que asisten a otras se las denomina “maestros del sueño” (por tratar de poner un nombre que explique su función) y cumplen un papel realmente importante tal y como comentábamos en esta entrada.

Una gran actividad

Estoy seguro que existen otras muchas cosas que “hacemos” mientras estamos “soñando”, aunque personalmente solo tengo conciencia y experiencia propia de estas cuatro que os he comentado aquí arriba. Las experiencias de cada uno son únicas, pero son imprescindibles para nuestro continuo aprendizaje y evolución, pues muchas de las cosas que no nos pasan en el plano físico, es porque ya las hemos vivido en el plano astral, porque las están viviendo otras encarnaciones simultaneas, porque se han derivado a otra línea temporal de sucesos y realidad paralela, o porque simplemente las hemos manifestado en el sueño de otra persona. Todo un mundo por explorar, más que interesante, ¿a que dan ganas de irse ya a dormir? Sonrisa