Ajuste, blindaje y separación de las líneas temporales #33 y #42

Por David Topí - 20 - septiembre - 2017 6:43 pm

Aquí tienes la AGENDA de las siguientes conferencias, cursos y eventos de David

01247_highwayatnight_1280x960_39_sfondi_memic.net

La semana pasada se produjeron unos ajustes en las dos macro líneas temporales principales que co-existen en nuestro planeta, ajustes que empezarán a notarse más intensamente a partir de la semanas que vienen.

Para entender estas explicaciones de hoy, os remito previamente a los dos artículos anteriores de hace varias semanas, donde sentamos las bases para comprender los conceptos de la co-existencia de estas dos líneas temporales, las realidades y “matrix” a las que nos llevan, y los cambios que se están llevando a cabo en las estructuras mentales y etéricas  del planeta.

Una intervención necesaria

La razón por la cual se ha intervenido en estas líneas temporales, y provocado su separación a un ritmo más forzado que el ritmo natural que estaban llevando hasta ahora, tiene que ver con el desajuste que ya hemos comentado en anteriores artículos que tenia la octava planetaria (los procesos y energías que hacen de “sustrato” para la evolución de la vida consciente en el planeta) vs la octava de la raza humana, que es el conjunto de procesos evolutivos por los que, nosotros, a nivel global, estamos transitando.

En el artículo sobre el desfase evolutivo que llevamos respecto al planeta decíamos:

si ahora el planeta estuviera en un punto de su crecimiento y avance asociado a una nota cualquiera, por ejemplo un RE#, nosotros aun estamos en el FA de la octava anterior, con lo cual, el trabajo que hay que hacer es brutal para poder ponernos al ritmo que marca aquello que nos otorga la posibilidad de usar este sistema como base evolutiva.

Imaginad dos placas, una puesta sobre la otra, donde la placa de arriba contiene las experiencias, energías, oportunidades y octavas del conjunto de los seres humanos que facilitan la creación de la realidad común en la que co-existimos, y, por debajo, la placa energética que contiene lo mismo pero para el conjunto de todo lo que existe en el planeta. Estas dos placas tienen marcas en ellas, y esas “marcas” tienen que ir lo más sincronizadas entre si, la marca #1 de la placa superior tendría que ir sincronizada con la marca #1 de la placa inferior, lo que es lo mismo que decir que la nota de la octava “humana” tendría que ir lo más ajustada posible a la nota de la octava “planetaria”. Como estas dos octavas se han desajustado tanto, y la “marca X” de la octava superior está muchas marcas desfasada de la octava inferior, no ha habido más remedio, finalmente, que hacer un ajuste “manual”, por parte de algunos de los grupos que apoyan y asisten al planeta en este proceso, para poder facilitar que ciertos acontecimientos, necesarios para el planeta, tengan lugar, independientemente de lo que suceda o lo que haga la humanidad, que queda entonces algo más aislada “en su placa superior” del conjunto, para poder llevar a cabo sus propios procesos pero, de alguna forma, sin interferir y retrasar ya tanto los pasos evolutivos del resto de la vida en la Tierra.

Separación de líneas temporales

¿Ahora bien, se han re-ajustado todas las líneas temporales de la “octava humana”?

No, para facilitar que aquellas personas que estén más o menos encaminadas, y más o menos sintonizadas con alguna de las diferentes sub-realidades de la línea temporal #42, puedan seguir avanzando y cogiendo el ritmo de la octava planetaria, lo que se ha hecho es separar las dos líneas: la #33, dejándola al ritmo y velocidad que marquen ya las personas conectadas a ella (recordemos que esta línea temporal es la más densa, y negativa, y la que nos mantiene, de alguna forma, en el estado actual bajo el que vivimos, con un sistema de control bajo supervisión y gestión de diferentes razas y “élites”), de manera que solo se ha reajustado la línea #42, “manualmente”, a la nueva posición dentro de la octava planetaria, para que “coja el ritmo de nuevo”, y se sincronice con la posición que le toque. Es como si una parte de la humanidad estuviera encima de un teclado musical, encima de la nota FA, cuando les tocaría estar en el RE de la octava siguiente, y entonces cogiéramos a todas las personas que están sintonizadas con la realidad de la nota FA, pero estén preparadas para avanzar, y las moviéramos manualmente hacia adelante a la realidad de la nota RE de una octava superior, haciéndoles avanzar un montón de pasos rápidamente y de un solo salto.

Este ajuste de la línea 42 que se realizó la semana pasada en los planos mentales, en su configuración o parte superior, va a tener ya repercusión a nivel etérico y físico a partir de los próximos días, coincidiendo, posiblemente, con el empuje energético que trae consigo el equinoccio de otoño. Esto significa que, aquellos que están conectados y “vibran”, están sintonizados, con la línea temporal 42, van a verse abocados a un entorno vibracional “más elevado”, mientras que aquellos que principalmente están conectados y “vibran” con una realidad más negativa (la línea 33) se verán más “atascados” en esta realidad, pues no habrá un “empuje” y superposición de ambas líneas que tiren una de la otra hacia arriba o hacia abajo.

Como carreteras imantadas

Para comprender esto, imaginaros las dos líneas temporales como dos carreteras separadas imantadas, y cada coche que circula por ellas como una persona. Cuando una persona conduce por el carril más a la derecha de la carretera que es la línea 33, no nota el tirón del imán que supone la línea 42, que es como la carretera de al lado, así que, lo que percibe y ve en su carril, son solo todos los accidentes, atascos, y problemas que hay en su carretera, que es la más negativa y densa de las dos. Cuando una persona de la línea-carretera 33 cambia de carril dentro de la línea #33, y se aproxima a los carriles más cercanos a la línea 42, empieza a notar la atracción de esta, y puede, en diferentes puntos que las conectan, pasarse de carretera y entonces empezar a circular por la carretera de la línea temporal 42.

La diferencia es que, en esta carretera, se circula mucho mejor, hay muchos menos atascos, no hay tanta congestión ni problemas a lo largo de las vías, etc. Por el contrario, una persona que está en la línea 42, pero también cerca de los carriles de la línea 33, puede tener la tentación de pasar de nuevo a la 33 si se ve atraída por las energías de la misma, los miedos, los medios de comunicación, los eventos manipulados, etc., y es lo que, hasta ahora, estaba sucediendo, donde los conductores, las personas, que estaban entre dos aguas, se veían a si mismos saltando de una a otra línea temporal según dictara su estado energético, sus octavas y procesos personales, su vibración, resonancia, etc., etc.

Un blindaje a la línea 42

Ahora, esto se hace mucho más difícil. Con esta separación de ambos carriles, se blinda uno de ellos, la línea temporal 42, de forma que los “cantos de sirena” de la 33, y su poder de atracción ya no representan un problema para aquellos circulando por la carretera de esta línea temporal, más elevada en frecuencia, que tiene como destino la realidad que denominamos la “matrix 15,6Hz”, o como muchas otras personas llaman: “la nueva Tierra”, y nombres similares. Al blindarse esta línea temporal, separarla de la 33 y colocar bloqueos entre ambas, se facilita a una parte de la humanidad, que ya ha hecho parte de este trabajo de sintonización y crecimiento evolutivo, que pueda seguir adelante con el mismo sin que los procesos y eventos de la realidad más compleja que actualmente co-existe en el planeta les influyan tanto.

Por otro lado, las personas que siguen en la línea 33 pero que están a medio camino con la 42, tendrán que hacer un esfuerzo superior para poder cambiarse a ella, y tendrán que trabajar en si mismos, aquellos que sean conscientes de ello, para alinearse con la misma.

Una vez más, estos procesos se producen energéticamente hablando, así que no va a desaparecer de repente del planeta una parte de la población, no va por ahí la cosa. La separación de líneas temporales separa los sucesos, vivencias, eventos y situaciones por los que las personas pasamos en nuestros caminos de crecimiento. Los que están conectados a una línea más rápida, vibracionalmente hablando, se acercan un poco más, de alguna forma, a vivir en algo parecido al concepto de pronoia. Los que están conectados a una línea más negativa, se acercan a vivir en un concepto más cercano a que todo les sea más difícil, complejo y complicado para ellos. Una vez lleguen las energías del cambio a los planos etérico y físico, lo que posiblemente las personas noten será un poco de disconfort, confusión y desajuste de algunos procesos que están viviendo, hasta que se resintonicen sus sistemas energéticos acorde a la línea temporal definitiva en la que se vayan a encontrar.

Así, parece que, finalmente, no ha habido más remedio que llevar a cabo esta intervención debido a la imposibilidad de que, el conjunto de nuestra especie, pudiera hacerlo por si sola, saliendo en masa de ese “vagón de cola” del tren en marcha en el que estamos, y pasando por nosotros mismos a otros vagones más adecuados para mantenernos sincronizados con el camino evolutivo del planeta. Ahora, a punto de desengancharse parte de los anclajes que conectan al último vagón, para que no frene tanto a los demás, se moverá automáticamente, según dicten esas mismas personas a nivel de su ser o Yo Superior, a todos aquellos que estén mínimamente preparados energéticamente para dar ese salto, y se intentará que los puentes y puntos de cruce de la línea inferior a la superior se mantengan abiertos y disponibles todo el tiempo que se pueda, pero con la seguridad de que la línea 42 ya se encuentra blindada y asegurada, así como la matrix 15,6Hz, para que aquellos que la tomen, tengan un camino más fácil hacia el nuevo nivel evolutivo y realidad a la que nos dirigimos.